Freud i l'enfocament de dalt a baix.



Sigmund Freud

Lo nuevo de su enfoque era el intento de trabajar de abajo arriba y del interior al exterior. Freud trabajaba valiéndose de la introspección, que es mirar del exterior al interior. Para Freud el cerebro era una caja negra. Cuando él hablaba del funcionamiento inconsciente del aparato mental, añadía una advertencia para sus lectores: “Os ruego que no preguntéis de qué material está construido. No es un tema de interés psicológico. Ese asunto puede resultarle tan indiferente a la psicología como, por ejemplo, a la óptica la pregunta de si las paredes de un telescopio están hechas de metal o de cartón”. “No olvidemos”, advirtió Freud en una ocasión a sus seguidores, “que es de suponer que todas nuestras ideas provisionales en psicología un día se basarán en una infraestructura orgánica.” Pero los freudianos, y prácticamente todas las sectas cismáticas que rompieron con los freudianos, estudiaban la psique estrictamente de arriba abajo y del exterior al interior. Un psicólogo escribió que, por lo que a él se refería, el cráneo podía estar lleno de algodón.



Jonathan Weiner, Tiempo, amor, memoria. En busca de los orígenes del comportamiento, Galaxia Gutenberg. Círculo de Lectores, Barna

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.