Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: setembre, 2017

El llenguate en el 'Cràtil' de Plató.

Imatge
El Crátilo no es un estudio del lenguaje en su estructura y funcionamiento. Es un debate sobre la validez del mismo para llegar al conocimiento (el problema no es lingüístico, sino epistemológico). 
Tanto Crátilo como Hermógenes sostienen que los nombres son exactos. La diferencia estriba en que para Hermógenes lo son todos por "convención" o "costumbre" y para Crátilo o lo son porque se ajustan a la realidad, o ni siquiera son nombres, sino meros ruidos (todos los nombres son exactos y, o lo son por convención, o lo son por naturaleza).
Sócrates descalifica al lenguaje como medio para acceder a la realidad mediante el rechazo de dos teorías que pretendían, cada una, constituir a éste en el único y más idóneo método para ello.
El lenguaje es un camino inseguro y engañoso para acceder al conocimiento de la realidad. 
(Lo que destaca en la actuación de Sócrates en este diálogo es) su actitud irónica que va a mantener buena parte del diálogo y que pone de manifiesto l…

Existeix una teoria del llenguatge en Plató?

Imatge
... ¿hay una teoría del lenguaje en Platón? Recuérdese el final del Cratilo: como se ha dicho en él "Platón despide a ambos adversarios con una especie de auperioridad irónica", y no porque tenga una mejor teoría del lenguaje que proponer, sino porque desprecia una filosofía que se detiene en el lenguaje en vez de ir a las cosas mismas. La palabra para él sólo es un "instrumento" (Crátilo 388b) que debe y puede ser rebasado en dirección a la esencia (la Carta VII describirá las etapas de ese proceso, 342a-d), y que acaso no sea ni siquiera indispensable como punto de partida: Platón concibe la posibilidad de una dialéctica que no sea ciencia de las palabras, sino de la cosas, o, más profundamente, de las Ideas: posibilidad que negará precisamente Aristóteles. se entiende, pues, que Aristóteles tenga en común con los sofistas su interés por el lenguaje y el discurso, y que, en este punto como en tantos otros, haya considerado como mera evasiva esa "superiorida…

La seducció és el poder.

Imatge
"Lo que llamamos poder es insignificante, la seducción es el auténtico poder". Esto afirma Emilia Galotti antes de intentar suicidarse; uno puede enfrentarse al poder, nos dice, resistirse a él, pero no a la seducción. Y después pide a su padre que le dé muerte para no rendirse al asedio amoroso del príncipe. Así, aunque destruyéndose, mantiene su autonomía, su poder. Solo mediante la muerte puede triunfar sobre la seducción.  ¿Es verdad eso? ¿Es la seducción el auténtico poder? Baudrillard seguramente estaría de acuerdo, pues para él "la seducción representa el dominio del universo simbólico, mientras que el poder representa solo el dominio del universo real". Atención a este "solo". probablemente es cierto que no existe poder alguno sin un universo simbólico que lo sustente. La violencia puede generar el sometimiento del otro, pero para mantenerse en el tiempo necesita un relato. De lo contrario, la violencia tendría que ser permanente y total, exigenc…

Què és el que tenen en comú les teories lingüístiques dels sofistes?

Imatge
... las tesis aparentemente divergentes de Gorgias y Antístenes o de Hermógenes y Cratilo, descansan en un principio común: el de la adherencia total de la palabra y el ser. (102-103)
Para Cratilo y Antístenes el nombre forma un solo cuerpo con la cosa que expresa, o, por mejor decir, es la misma cosa expresándose. (103)
Gorgias, del mismo principio, extrae la consecuencia inversa: el discurso es él mismo un ser, una cosa entre las cosas, y "así como unas cosas no revelan en modo alguno la naturaleza de las otras", el discurso no revela nada, no expresa nada por sí mismo - a menos que el artificio humano establezca una relación extrínseca entre tal palabra y tal cosa. (103)
Pero si el punto de partida es el mismo, el de llegada también lo es; ambas tesis desembocan, por diferentes razones, en la misma conclusión paradójica, según la cual es imposible equivocarse y mentir; en un caso, porque hay coincidencia natural entre la palabra y la cosa, y en otro porque hay identidad c…

Arendt i el sentit de l'estat de naturalesa.

Imatge

La funció no significativa del llenguatge, segons Gorgies.

Imatge
El discurso, siendo él mismo un ser, no puede expresar el Ser; pues expresar quiere decir, en cierto modo, ser otra cosa de lo que se es: realidad sensible, pero también signo de otra realidad. (101-102) Gorgias ha llevado a sus últimas consecuencias coherentes una concepción y una práctica del lenguaje que ignoran aún su función significante: no por ello el lenguaje pierde valor, pero, como no es el lugar de relaciones significativas entre el pensamiento y el ser, resulta sólo el instrumento de relaciones existenciales (persuasión, amenaza, sugestión, etc.) entre los hombres. (102) A decir verdad, Gorgias parece llegar así a una conclusión inversa a la de Antístenes. Afirmar que el ser es incomunicable, porque el discurso sólo se refiere a sí mismo, puede contradecir una teoría según la cual el discurso está siempre en lo cierto, por ser discurso de alguna cosa. (102) ... si la relación entre el discurso y la cosa de que trata pertenece, como dice Gorgias, al orden del "encuentr…

Orwell, la política i la mecànica quàntica.

Imatge
Todos somos capaces de creer cosas que sabemos que no son ciertas, y luego, cuando finalmente se demuestra que estamos equivocados, manipular descaradamente los hechos para demostrar que teníamos razón. (...) Ver lo que uno tiene delante de las narices precisa una lucha constante. En su vida privada, la mayoría de la gente es bastante realista; cuando uno elabora su presupuesto semanal, dos y dos suma invariablemente cuatro. la política, por su parte, es una especie de mundo subatómico o no euclidiano en el que es bastante fácil que la parte sea mayor que el todo, o que dos objetos estén en el mismo punto simultáneamente.  De ahí las contradicciones y los absurdos que he ido recogiendo, todos ellos atribuibles en último término a la creencia secreta de que nuestras creencias políticas, a diferencia del presupuesto semanal, no tendrán que someterse a la prueba de la tozuda realidad. 
Delante de las narices Tribune, 22 de marzo de 1946
George Orwell, El poder y la palabra. 10 ensayos sob…

Pas de vianants en 3 dimensions.

Imatge
Ísafjörður tiene unos 3.000 habitantes y la casa más antigua de Islandia. Desde el jueves pasado esta pequeña ciudad pesquera, capital de la región de los Fiordos del Noroeste, tiene además de sus pintorescas casitas de madera, una nueva atracción turística: un paso de cebra cuyas barras, gracias a un efecto óptico, parecen flotar tridimensionales sobre la calzada. La idea es que al verlo los conductores frenarán. El efecto inmediato es que un anodino cruce de Ísafjörður se ha hecho famoso.
Patricia Gosálvez, El paso cebra que engaña a tu cerebro para que frenes, El País 27/09/2017 https://elpais.com/internacional/2017/09/27/mundo_global/1506512166_031073.html

Orwell i el llenguatge polític.

Imatge
Una mezcolanza de vaguedad e incompetencia manifiesta es la característica más acusada de cualquier escrito político.  El uso de las palabras "fascismo" y "democracia" forman parte de lo que llamo Palabras carentes de significado, integrantes del catálogo de estafas y perversiones del lenguaje. La palabra "fascismo" no tiene ahora significado propio, salvo en la medida en que signifique "algo que no es deseable". Las palabras "democracia", "socialismo", "libertad", "patriótico", "realista" o "justicia" tienen todas ellas varios sentidos diferentes e irreconciliables entre sí. En el caso particular de una palabra como "democracia", no solo no existe una definición consensuada sino que cualquier intento por establecerla halla resistencia por todos lados. Se percibe de un modo casi universal que cuando decimos de un país que es democrático lo estamos elogiando; por consiguiente,…

Gòrgies i la seva teoria del llenguatge.

Imatge
Como es sabido Sobre el no-serde Gorgias pretendía demostrar sucesivamente tres tesis: 1) Nada existe; 2) Si existiese algo, algo sería incognoscible; 3) Incluso si ese algo fuera cognoscible, no podría ser comunicado a nadie. Sea cual sea el alcance general de dicho tratado, en el que se tiende a ver cada vez más algo distinto de un simple juego erístico, resulta difícil tomar a la ligera la argumentación que Gorgias desarrolla en apoyo de su última tesis. Esta se funda, aparentemente, en la incomunicabilidad de los sentidos: “ … si aquello que es visible es captado por la vista, lo audible por el oído, y no indistintamente por uno u otro sentido, ¿cómo puede eso manifestarse a otro?”. Pues el discurso es una realidad audible: ¿cómo podría entonces expresar realidades que se revelan tan sólo a los otros sentidos? “Los cuerpos visibles son completamente diferentes de las palabras. Pues el medio por el que se capta lo visible es completamente diferente de aquel por el que se captan las…