El llenguate en el 'Cràtil' de Plató.




El Crátilo no es un estudio del lenguaje en su estructura y funcionamiento. Es un debate sobre la validez del mismo para llegar al conocimiento (el problema no es lingüístico, sino epistemológico). 

Tanto Crátilo como Hermógenes sostienen que los nombres son exactos. La diferencia estriba en que para Hermógenes lo son todos por "convención" o "costumbre" y para Crátilo o lo son porque se ajustan a la realidad, o ni siquiera son nombres, sino meros ruidos (todos los nombres son exactos y, o lo son por convención, o lo son por naturaleza).

Sócrates descalifica al lenguaje como medio para acceder a la realidad mediante el rechazo de dos teorías que pretendían, cada una, constituir a éste en el único y más idóneo método para ello.

El lenguaje es un camino inseguro y engañoso para acceder al conocimiento de la realidad. 

(Lo que destaca en la actuación de Sócrates en este diálogo es) su actitud irónica que va a mantener buena parte del diálogo y que pone de manifiesto la poca seriedad que el tema del lenguaje, así planteado, tiene para Sócrates.

J. L. Calvo, Introducción al Crátilo, Diálogos II (Gorgias, Menéxeno, Eutidemo, Menón, Crátilo, Editorial Gredos, Madrid 1983

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

The End.