Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: juny, 2018

Es pot ensenyar l'Ètica?

Imatge
... laÉticano es un saber reducible a un conjunto de reglas. No es un recetario, ni un saber explícitamente enseñable. Ya el problema fue planteado por Platón, en uno de sus textos clásicos,El Menón. En el referido texto, el personaje de Sócrates pregunta si la virtud es enseñable. Había observado cómo integrantes de familias aristócratas reconocidos como virtuosos se habían preocupado por pagar buenos profesores para la distintas actividades que fomaban al ciudadano de la época. Pero, mientras sus hijos lograban convertirse en buenos gimnastas, jinetes y tiradores de arco, no se convertían en ciudadanos virtuosos.¿Significaba aquello que los padres no se preocupaban por contratar buenos profesores de virtud, o sencillamente la virtud no es enseñable? La cuestión es compleja. Si la virtud no es enseñable, entonces no tiene sentido intentar enseñar la ética. Signfica que la virtud es un don innato, como el talento para interpretar el piano o ser un cantante de ópera. No obstante, los …

Concepcions antagòniques del "malestar".

Imatge
El estado del malestar es siempre el estado de guerra (o al menos de pre-guerra o de post-guerra) y, por tanto, el resquebrajamiento del pacto social. Cuando la desgracia abate a los ciudadanos despojándoles de su bienestar material, su malestar se llama “pobreza”, y sólo si, a pesar de todo, viven en un estado de bienestar jurídico, su pobreza será digna, pues en caso de no ser así a las carencias materiales se añadirá la miseria moral. Cuando, en cambio, lo que se deteriora es el bienestar jurídico, incluso la prosperidad material es indigna, aunque no tengamos una palabra para designar con exactitud esa “pobreza política” que es la carencia de derechos o el malestar jurídico. Y, por tanto, también en la expresión “estado del malestar” se mezclan esos dos aspectos.
El bienestar material sin bienestar jurídico puede ser simplemente una coincidencia, el resultado de un “ciclo económico” favorable; pero la protección jurídica sin base material (sin economía industrial y sin empleos “s…

Socialisme i futbol.

Imatge

Contra la religió de la "taula rasa"

Imatge
Ningún animal nace como una pizarra en blanco, y los humanos no íbamos a ser la excepción. Desde Copérnico, una de las principales ocupaciones de la ciencia ha sido destronarnos de esa condición de excepcionalidad que nos empeñamos en sostener contra los vientos y las mareas de la realidad. Ni somos el centro del sistema solar, ni de la galaxia, ni del universo ni del multiverso. Tampoco somos el clímax de ninguna creación ni la perla de la biología. No somos más que un chimpancé algo rarito. Todos los talentos humanos de los que estamos tan orgullosos como especie –el lenguaje, la matemática, la poesía, la ciencia y el arte— hunden sus raíces en el pasado de la especie, y mucho más allá.
Javier Sampedro, Tabla rasa, El País 28/06/2018 https://elpais.com/elpais/2018/06/27/opinion/1530115432_377039.html?id_externo_rsoc=TW_CC

Atenció i deliberació.

Imatge
En el mundo de losmass mediay las redes sociales contemporáneos, en las pantallas de tv y en la era de los tabloides, la desmesura sucede a la confrontación real. Hay muchos intereses en juego. El primero y más importante es el de el control de la atención. Sabemos por las ciencias cognitivas que el cerebro debe establecer un balance de energía entre la atención y la deliberación. Ambas funciones raramente pueden realizarse a la vez durante un tiempo largo. La deliberación no renta económicamente, la atención sí, de modo que el mundo de la comunicación se orienta hacia tiempos cortos llenos de lemas, subrayados, interjecciones y exabruptos. En segundo lugar, sabemos también por la psicología social de la tensión interna entre la expresión de la opinión propia y el miedo a la pérdida de afiliación. Múltiples experimentos describen cómo personas que entran de bona fide en una controversia en situación de buena fe, y descubren que la controversia se ha dividido en dos bandos claros, modi…

Què fa que una voluntat sigui bona?

Imatge
¿Qué forma debe tener un precepto para que pueda ser reconocido como precepto moral?
Kant emprende el examen de esta cuestión a partir de la aseveración inicial de que no hay nada incondicionalmente bueno, excepto una buena voluntad. La salud, la riqueza o el intelecto son buenos solo en la medida en que son bien empleados. Pero la buena voluntad es buena y"resplandece como una piedra preciosa" aun cuando "por la mezquindad de una naturaleza madrastra" el agente no tenga la fuerza, la riqueza o la habilidad suficientes para producir el estado de cosas deseable. Así, la atención se centra desde el comienzo en la voluntad del agente, en sus móviles o intenciones, y no en lo que realmente hace. ¿Qué móviles o intenciones hacen buena una buena voluntad?
El único móvil de la buena voluntad es el cumplimiento de su deber por amor al cumplimiento de su deber. Todo lo que intenta hacer obedece a la intención de cumplir un deber. Un hombre puede hacer lo que, en realidad, e…

La moral no pertany a la naturalesa.

Imatge
La teoría kantiana del conocimiento aun con un bosquejo tan somero, tiene importancia, por lo menos en dos sentidos, para la teoría de la moral. Puesto que las relaciones causales se descubren solo cuando aplicamos las categorías en la experiencia, no hay forma de inferir relaciones causales fuera y más allá de la experiencia. Por lo tanto, no podemos inferir del orden causal de la naturaleza un Dios que es el autor de la naturaleza. La naturaleza es totalmente impersonal y no moral; parece ser considerada como si fuera el producto de un diseñador grande y benevolente, pero no podemos afirmar que es tal cosa. Por eso tenemos que buscar el reino de la moral fuera del reino de la naturaleza. La moral tiene que ser independiente de lo que sucede en el mundo, porque lo que sucede en el mundo es ajeno a la moral. (186)
A. MacIntyre, Historia de la Ética, Paidos, Buenos Aires 1960

Kant i l'experiència.

Imatge
Kant sostiene que podemos contar con la seguridad a priori de que toda nuestra experiencia será gobernada por leyes, y gobernada por leyes a la manera de la causalidad newtoniana, no en virtud del carácter del mundo exterior, sino en virtud del carácter de los conceptos mediante los cuales captamos el mundo. La experiencia no es una mera recepción pasiva de impresiones; es una captación y comprensión activa de percepciones, y sin los conceptos y categorías con los que ordenamos y entendemos las percepciones carecerían de forma y significado (185).
A. MacIntyre, Historia de la Ética, Paidos, Buenos Aires 1960

La democràcia com a problema (Tocqueville, vídeo-conferència)

Imatge

El món existeix.

Imatge
Hay gente nihilista. Desde el siglo XX, eso implica negar que existan valores, rechazar la posibilidad del conocimiento, renunciar a la comunicación y resignarse al hecho brutal de que el mundo carece de sentido. Por más que uno se sienta atraído por esas ideas, sin embargo, la ciencia plantea un argumento devastador contra ellas. Las explicaciones científicas deberían ser, según el nihilismo, meras construcciones fabricadas por nuestro deseo demente de entender el mundo, invenciones de nuestra imaginación, antídotos contra la locura de un universo que nos ignora. Pero es evidente que no es así, porque una teoría científica construida para explicar un fenómeno suele predecir otros fenómenos distintos que ni se le habían ocurrido a su formulador. Esto es imposible de explicar a menos que exista una realidad comprensible ahí fuera, y a menos que nuestros talentos sean capaces de arañarla, de profundizar en ella y de entender sus principios.
Javier Sampedro, La lente de Einstein, El País …

Ètica o Religió.

Imatge
Sócrates colocó en medio de cualquier investigación sobre las dos materias (ètica y religión), un dilema que no ha sido superado por el tiempo. Y que arruina todo intento de justificar o fundamentar nuestras acciones morales apoyándose en algún ser superior a nosotros. Dicho dilema, en traducción fiel a lo escribe Platón en su diálogo de juventud Eutifron, es el siguiente. Quieren los dioses que se haga algo porque es bueno o es bueno porque lo quieren los dioses. El pobre Eutifron no sabe responder y vuelve derrotado a casa. Y es que si dios o los dioses quieren que se haga algo porque es bueno, el bien se sitúa por encima de él o de ellos. Y si, por el contrario, algo es bueno por puro deseo divino, mande lo que mande, se convertirá en bueno. El capricho o arbitrariedad divinas podrían dar por resultado que el torturar, por ejemplo, a un bebe por placer sea, sin más, una buena acción, lo cual es absurdo. Teólogos y filósofos cristianos se han roto la cabeza intentando esquivar el di…

Solucionisme.

Imatge
El "solucionisme" és la coartada d'un saber que ha perdut l'atribució de fer-nos millors, com a persones i com a societat. Ja no hi creiem i per això demanem solucions i res més que solucions. Ja no comptem de fer-nos millors a nosaltres mateixos sinó que només aspirem a obtenir més o menys privilegis en un temps que no va enlloc, perquè ha renunciat  apuntar a un futur millor.
Marina Garcés, Nova il·lustració radical, Editorial Anagrama, Barcelona, quarta edició: març 2018

La insoportable impossibilitat de ser imparcial (vídeo).

Temps d'antiil·lustració.

Imatge
El món contemporani és radicalment antiil·lustrat. Si Kant, el 1784, anunciava que les societats europees estaven, aleshores, en temps d'il·lustració, avui nosaltres podem dir que estem, en el planeta sencer, en temps d'antiil·lustració. (...)
En l'àmbit polític, veiem com creix un desig autoritari que està fent del despotisme i de la violència una nova força de mobilització. (...) En l'esfera cultural, triomfen les identitats defensives i ofensives.  (...) Avui, l'educació, el saber i la ciència també s'enfonsen en un desprestigi del qual només poden salvar-se si es mostren capaços d'oferir solucions concretes a la societat: solucions laborals, solucions tècniques o solucions econòmiques. (7-8)
Marina Garcés,Nova il·lustració radical, Editorial Anagrama, Barcelona, quarta edició març 2018

Cyborgs, el triomf de l'idealisme subjectiu.

Imatge
El concepto cyborg, acuñado el siglo pasado, forma parte ya del imaginario de las sociedades occidentales y se impone cuando hoy hablamos del cuerpo, abriendo una encrucijada ontológica en la que se sitúa el ser humano de este segundo milenio. Debido a la incisión en la carne de las nuevas tecnologías, su ontología clásica ha sufrido un cambio radical que obliga a pensarlo en parámetros diferentes a los establecidos hasta la fecha y cuestiona de nuevo conceptos como alienación y humanidad, además de volver obsoletas categorías de sexo y género. Las biotecnologías y las tecnologías de la información son hoy herramientas sofisticadas que construyen el cuerpo humano y sobre el cual han provocado profundos cambios. Ambas las utilizo como ejes cyborgizadores del cuerpo: el cuerpo textual del mapa genético y las posibilidades de la bioingeniería, y el mundo virtual de Internet donde se diluye el cuerpo físico o el no-cuerpo de la filosofía transhumanista. Esta neofilosofía, constituida en …

La il·lusió del lliure albir.

Imatge
Es evidente que todos tenemos la sensación de que causamos conscientemente nuestros actos. Pero Daniel Wegner dice que esa sensación puede ser una ilusión, una cosa es que nosotros sintamos fuertemente que causamos nuestros actos y otra que eso sea verdad. Nuestra voluntad consciente es la causa aparente de nuestros actos, pero cualquier mago sabe que el truco para crear una ilusión exitosa es hacer que la “magia” sea la manera más fácil e inmediata de explicar una realidad que es un suceso totalmente mundano y nada mágico. El mago lo que hace es crear una secuencia causal percibida o aparente (unos sucesos que parecen haber ocurrido) ocultando con ellos la secuencia causal real (los sucesos que el mago ha mantenido ocultos entre bambalinas). Lo que la audiencia ve es una ilusión.
Pablo Malo, La ilusión de la voluntad consciente, Evolución y Neurociencias 09/09/2014 https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2014/09/la-ilusion-de-la-voluntad-consciente.html?spref=tw

Moral i neurociències.

Imatge
En esta entrada voya defender que existe una red “neuromoral” en el cerebro, es decir, un “órgano” o hardware dedicado a la moralidad. Esta red, siguiendo la ley de Murphy, puede averiarse y dar lugar a unas respuestas emocionales atenuadas ante la posibilidad de hacer daño a los demás y realizar conductas psicopáticas. La conclusión más evidente de estos hechos es que no se puede juzgar en el mismo plano la conducta de alguien que tiene su cerebro moral intacto con la de alguien que tiene su cerebro moral averiado.
La moralidad es innata en el ser humano pero no voy a ocuparme de esto aquí. Remito al lector a la obra de Frans de Waal,  y en particular a su libroPrimates y Filósofos: La evolución de la moral del simio al hombre, para ver que los ladrillos de la moralidad están ya presentes en nuestros primos, los simios. Remito asímismo a la obra de Paul Bloom,Just babies. The origin of good and evil,  para ver cómo aparece la moralidad, las conductas prosociales y el altruismo en niño…

El problema de la sort moral.

Imatge
Imagina dos amigos, Pedro y Juan, que se van a ver un partido de fútbol y tomar unas cervezas; ambos beben el mismo número de cervezas y sufren una intoxicación etílica con niveles de alcoholemia igualmente elevados. Ambos deciden coger el coche para volver a casa y ambos se duermen al volante, pierden el control del coche y se salen de la carretera. Pedro se sale de la carretera y se golpea contra un árbol. Juan se sale de la carretera, atropella a una chica que iba por la acera y la mata. ¿Debería la diferencia accidental de que en un caso uno se encuentre con un árbol y otro con una chica hacer que la valoración moral sea diferente?
Esto es lo que los filósofos llamanel problema de la suerte moraly lleva décadas dando vueltas por ahí desde que  Bernard Williams y Thomas Nagel lo formularan. Según las leyes de diferentes países el resultado sería probablemente que a Pedro le caería una multa y le retirarían el carnet mientras que Juan acabaría en la cárcel. Por un lado, no parece que…

Indignació i evolució.

Imatge
... ¿cómo puede surgir una conducta no egoísta como la indignación moral de un proceso evolucionista “egoísta”? La respuesta es que expresar indignación moral beneficia al que lo hace, a la larga, porque mejora su reputación. Los autores del artículo presentan un modelo teórico que es el de las “señales costosas” del que el clásico ejemplo es la cola del pavo real. Sólo los pavos reales sanos y con buenos genes pueden permitirse tener esas colas vistosas que funcionan como un anuncio de su calidad genética . De la misma manera, castigar a los que se portan mal funciona como una señal de integridad, de fiabilidad. Y esto es así porque castigar a los demás supone un coste, pero ese coste se recupera si a la larga los demás nos van a hacer favores o van a colaborar con nosotros al ver que somos personas de fiar. Por lo tanto, si ves que ser integro moralmente te da resultado vas a estar más dispuestos a castigar a los malos.
Pablo Malo, ¿Por qué nos indignamos moralmente?, Evolución y Neu…