La moral no pertany a la naturalesa.




La teoría kantiana del conocimiento aun con un bosquejo tan somero, tiene importancia, por lo menos en dos sentidos, para la teoría de la moral. Puesto que las relaciones causales se descubren solo cuando aplicamos las categorías en la experiencia, no hay forma de inferir relaciones causales fuera y más allá de la experiencia. Por lo tanto, no podemos inferir del orden causal de la naturaleza un Dios que es el autor de la naturaleza. La naturaleza es totalmente impersonal y no moral; parece ser considerada como si fuera el producto de un diseñador grande y benevolente, pero no podemos afirmar que es tal cosa. Por eso tenemos que buscar el reino de la moral fuera del reino de la naturaleza. La moral tiene que ser independiente de lo que sucede en el mundo, porque lo que sucede en el mundo es ajeno a la moral. (186)

A. MacIntyre, Historia de la Ética, Paidos, Buenos Aires 1960

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.