Kant i l'experiència.




Kant sostiene que podemos contar con la seguridad a priori de que toda nuestra experiencia será gobernada por leyes, y gobernada por leyes a la manera de la causalidad newtoniana, no en virtud del carácter del mundo exterior, sino en virtud del carácter de los conceptos mediante los cuales captamos el mundo. La experiencia no es una mera recepción pasiva de impresiones; es una captación y comprensión activa de percepciones, y sin los conceptos y categorías con los que ordenamos y entendemos las percepciones carecerían de forma y significado (185).

A. MacIntyre, Historia de la Ética, Paidos, Buenos Aires 1960

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.