Entrades

Aforismos en tiempos de pandemia.

Imatge
Me alegra pensar que cuando superemos esto las desigualdades no serán las mismas.

España, país de panderemia

Las piscinas están cerradas. Nada como en casa.

Gracias a la virología he llegado a entender el concepto de perímetro

He leído en la prensa deportiva que Zidane habla de Descartes, pero de Descartes para la temporada que viene.

Arrastro conmigo el mundo y sus palabras.

Salir del laberinto puede ser mi perdición

Rendirse, ¿cuenta?

Jugadores de fútbol heridos de ERTE.

La máquina del aburrimiento es el mejor dispositivo para reclutar palabras que describan la nada.

Padres, controlar vuestras palabras: "Niños, como no os portéis bien os enviaré a paseo"

No estábamos preparados para esto, pero ¿existe una algo que nos prepare para lo incierto?

"Filósofos de paseo", un libro imprescindible para este momento de confinamiento

Actualmente el "yo no soy de ciencias, pero..." suena igual que el "yo no soy racista, pero..."

El coronavirus demuestra …

text 138: Jürgen Habermas

Imatge
“Una cosa se puede decir: nunca habíamos sabido tanto de nuestra ignorancia ni sobre la presión de actuar en medio de la inseguridad” https://www.lacapitalmdp.com/habermas-nunca-habiamos-sabido-tanto-de-nuestra-ignorancia/?fbclid=IwAR3DLyw0SYUPT3ZG-Xr-1dU3Hp2GsqcHE4Bqoz5VVaHMHJ3N6vTxL8lpy7I

137: Oriol Leira i Stefano Puddu, Patologies del canvi i pedagogía de les catàstrofes

Imatge
“Llisquem cap a la catàstrofe” (AntonioRodríguez de las Heras): els esdeveniments són tossuts, i no comparteixen la nostra predisposició a distreure'ns, fet que ens genera un malestar difús, que incomoda. Però, en definitiva, aprenem alguna cosa? La “pedagogia de les catàstrofes” intenta aprofundir les claus per interpretar aquest fenomen estrany, d'un malestar que en la majoria de casos no genera cap mena de reacció, ans al contrari: més aviat resignació o invisibilitat. Les preguntes són: ¿per què, malgrat les evidències, no fem res per canviar? ¿Què cal que passi –què cal que ens passi– per poder canviar? Què cal canviar?
“Una de les característiques de la catástrofe és que s’avisa i es nega a la vegada; aquest joc d’avisos i de malestars difusos es produeix, gairebé sempre, en paral·lel a la negació per part dels poders establerts –ja que qualsevol denúncia de risc d’una catàstrofe posa en dubte el funcionament dels poders–. En els principis d’una catàstrofe, uns l’anuncien …

El paper de l'intel·lectual (Michel Foucault)

Imatge
Durante un período bastante largo, las personas me han pedido que les diga qué sucederá y les dé un programa para el futuro. Sabemos muy bien que, incluso con las mejores intenciones, esos programas se convierten en una herramienta, un instrumento de opresión. Rousseau, un amante de la libertad, fue utilizado en la Revolución Francesa para construir un modelo de opresión social. Marx estaría horrorizado por el estalinismo y el leninismo. Mi función, y es una palabra demasiado enfática, es mostrar a las personas que son mucho más libres de lo que sienten, que las personas aceptan como verdad, como evidencia, algunos temas que se han desarrollado en un momento determinado de la historia, y que esto La llamada evidencia puede ser criticada y destruida. Cambiar algo en la mente de las personas, ese es el papel de un intelectual.
Uno de mis objetivos es mostrar a las personas que muchas de las cosas que forman parte de su paisaje, que las personas son universales, son el resultado de algu…

136: Fernando Savater: “No estábamos dispuestos a creer lo que veíamos”

Imatge
Sobre todo, lo que me molesta es esa manía de sacar conclusiones moralizantes. Frases como «hemos vivido equivocados», «hemos de cambiar nuestra manera de existir»,«la culpa la tienen los abusos del egoísmo o la falta del respeto a la ecología». No, es una plaga y se acabó. Ha habido plagas desde que los seres humanos tienen memoria y habrá muchas más. Esta en concreto tiene una virulencia brutal, pero también tenemos mucho más medios para enfrentarnos a ella y contrarrestarla. Pero no entiendo eso de en seguida empezar a sacar conclusiones como en la Edad Media, de que es un castigo divino. No puede ser que ahora los castigos divinos se les llame castigos de la naturaleza. Me parece insoportable que los moralistas vayan repitiendo cosas como que ahora nos enteramos de lo importante que son los otros. Es como si hubiera habido que esperar 21 siglos y una plaga para darnos cuenta de que los otros son importantes.
Hobbes basó su doctrina del Estado absoluto en el miedo. Dijo que el prime…

135: Mar Padilla, Por qué las ideas de la filósofa Hannah Arendt nos sirven de brújula en tiempos de coronavirus

Imatge
“La realidad tiene la desconcertante costumbre de enfrentarnos a lo inesperado”, nos advirtióHannah Arendt. Entonces, a estas alturas del siglo XXI, no nos engañemos más. Todos somos vulnerables, vivimos a la intemperie y las soluciones categóricas no existen. Dicho esto, abramos bien los ojos: está la susodicha pluralidad del mundo —habitado por personas de toda clase, sexo y condición en permanente interacción, sin rastro de ese ser inmanente catalogado como hombre—, está la multirrealidad, y está la experiencia. Según el diccionario, reparar significa darse cuenta y, también, arreglar. Entonces hay que reparar, robustecer y renovar la esfera política, pública y comunitaria. Hay que coger aire y sumergirnos en nuestras responsabilidades ante el presente y el futuro. Al estudiar el terror totalitario, Arendt subrayó su carácter sin precedentes, y nos dejó en herencia un conocimiento fundamental: todo es posible. La imprevisibilidad es una característica inherente a lo humano, y se ap…

134: Andrés Ortega, José Balsa-Barreiro, Manuel Cebrián, Los límites del capitalismo de vigilancia

Imatge
Hasta la emergencia del coronavirus, una preocupación central de algunas élites intelectuales occidentales (la cultura asiática confuciana es, quizás, otra cosa), era lo que Shoshana Zuboff, en su excelente libro, bautizó como el “capitalismo de vigilancia”. Es decir, la capacidad de grandes empresas tecnológicas, en particular Facebook y Google, de monitorearnos, predecir y manipular nuestro comportamiento, por medio de la inteligencia artificial (IA) empleando datos masivos (big data). Sin embargo, pese a esa abundancia de datos y que, junto a otras compañías como la china WeChat, son las grandes potencias en esa tecnología, estas empresas fueron incapaces de detectar la magnitud de la propagación de la Covid-19 y alertar a los Gobiernos (con quién normalmente tienen una estrecha relación) de manera efectiva. Con todo su enorme poderío tecnológico, científico e intelectual, basado en su capacidad para predecir el futuro, al menos el de cada uno de nosotros, surgen ahora inmensas pre…

133: Víctor Bermúdez, ¿Quién debe morir?

Imatge
Algunos, imbuidos de una moral kantiana, arguyen que dejar morir a una persona inocente es siempre y en toda circunstancia un crimen execrable. Los principios morales merecen –según ellos– un respeto absoluto, incondicional, sean cuales sean las consecuencias que devengan de su aplicación (justo en esto consiste –dicen– actuar moralmente). Dicho de otro modo: el fin nunca justifica los medios; menos aún si el «medio» es un ser humano. ¿Que esto supone que mueran más personas? Como si morimos todos. La dignidad y la justicia están por encima de todo. La mayoría de las personas no acepta hoy planteamientos como el anterior. ¿Cómo no va a medirse la bondad o la justicia de una acción en virtud de sus consecuencias? Priman las éticas «utilitaristas», para las que la moralidad de un acto depende de que su «coste» en dolor no sea mayor que sus presumibles «beneficios» en términos de bienestar para la mayoría. Así, si sacrificar a enfermos con esperanza de vida X (o a X personas) resulta la …