Entrades

Com preparar-se per a una revolució? (Marina Garcés)

Imatge
Preparar-se per a una revolució que no farem nosaltres no és disposar-se a l’esdeveniment i als seus possibles inacabats. Lluny d’això, és una crida a l’acció urgent que ens posa en una relació servil amb el futur immediat i el seu sentit tancat. Ens invita a relacionar-nos amb un canvi històric que no podem guiar ni valorar, que no podem aturar ni rectificar. Només adaptar-nos-hi millor. Diu Giulio Giorelli, filòsof de la ciència, que la paraula revolució, ja sigui política o científica, és la que relaciona temps, coneixement i llibertat. Conèixer és poder canviar el coneixement i aquesta és la base de la llibertat. Sense aquest tercer element, la llibertat, no hi ha revolució. Només condemna o salvació. L’esdeveniment queda reduït, aleshores, a providència.
Marina Garcés, Preparem-nos per a una revolució, Ara 27/07/2017 http://www.ara.cat/suplements/diumenge/Preparem-nos-revolucio_0_1841815805.html?utm_medium=social&utm_source=twitter&utm_campaign=ara

Quan la violència es generalitza ...

Imatge
Como pertenezco a una de esta segunda clase de generaciones, hablo en primera persona cuando hablo de la ceguera en la que uno habita en situaciones de violencia. Cuando la violencia se generaliza, se establecen nítidamente los bandos, las sociedades se embarcan en oscuras singladuras, y las decisiones de aceptar y justificar la violencia suelen darse con relativa facilidad. Los padres permiten a sus hijos alistarse e incluso les animan a ello. Más tarde, cuando la violencia se desarrolla e impregna todos los intersticios de la sociedad y las calles y pantallas se han llenado de cadáveres, la actitud participante suele mutar en otra cosa que tiene que ver con el hastío, el cansancio, el miedo y la incertidumbre. Entonces, cuando acaba la violencia y los hijos que sobrevivieron vuelven a casa se les recibe con recelo. Se les admite a la mesa siempre que no hablen demasiado de aquello. Siempre que no cuenten la verdad sobre la violencia.
Al fin de la batalla, los silencios suelen ser m…

Poder i significat.

Imatge
La pelea por la hegemonía de los significados no es de hoy, sino de siempre, y así será mientras perdure la especie humana.
Fernando Aramburu, Estamos hechos de palabras, el mundo.es 30/0772017 http://www.elmundo.es/cultura/literatura/2017/07/30/597cc342e2704ef7338b467b.html

El cervell humà contra la incertesa.

Imatge
Nuestro cerebro es un dispositivo que emite juicios firmes sin parar. Encuentra patrones donde no los hay, generaliza y estereotipa. Juzgamos el carácter de todo un país tomando como prueba tres personas que conocimos de Erasmus. En todas partes vemos relaciones causales. odiamos la incertidumbre y sufrimos de exceso de confianza. (...)
Ni siquiera somos conscientes de todos nuestros errores. Las personas sufrimos otro sesgo cognitivo, el prejuicio "lo supe siempre", que hace que alteremos nuestros recuerdos para pensar que siempre supimos lo que iba a ocurrir (aunque no sea verdad). 
Kiko Llaneras, No somos una ensalada de números, El País 30/01/2017

La metàfora del xoc de trens.

Imatge
La metáfora favorita de nacionalistas y equidistantes, cuando de describir la amenaza secesionista catalana se trata, es la del presunto "choque de trenes": entre el poder del Estado y el Gobierno autonómico. Es una imagen astuta, ya que el ciudadano imaginará espontáneamente dos locomotoras que avanzan la una hacia la otra, sin hacerse preguntas sobre su recorrido previo ni reparar en las normas que hayan podido saltarse. Alarmado por la inminente catástrofe, reclamará una solución a toda costa; incluso a costa del principio de legalidad. Sin embargo, este tropo encuentra un mejor uso aplicado a la colisión más definitoria de nuestro tiempo, que es aquella que tiene lugar cuando la poesía se da de bruces contra la realidad. O sea: la vertiginosa poesía electoral contra la despaciosa realidad administrativa. Se trata de un conflicto inherente a la democracia, que el realineamiento político postcrisis ha agudizado de manera pintoresca.
Manuel Arias Maldonado, Choque de trenes

Per una societat fraternalista (Alicia García Ruiz).

Imatge
En un contexto cada vez más áspero y descarnado como el del capitalismo en su actual fase de destrucción de la vida política, probablemente uno de los desafíos centrales y más urgentes será el de dar a tales experiencias una dimensión pública y reconocimiento político, en otras palabras, una encarnación. ¿Por qué? Porque el despliegue práctico de este ethos fraternal parece el único que puede garantizar la ciudadanía plena o activa en el marco de unas democracias cada vez más deterioradas y no limitarlas, como tan a menudo sucede, a un reconocimiento puramente abstracto y pasivo de derechos que día a día son vulnerados en las relaciones cotidianas económicas y laborales. Una sociedad fraternalista es una sociedad tejida de relacionalidad y respeto, una sociedad consciente de quiénes se quedan atrás, una sociedad que percibe el daño social y procura los medios efectivos para restañarlo.
Alicia García Ruiz, Fraternidad: la fuerza de las fragilidades, ctxt 28/0772017 http://ctxt.es/es/201…

Judici i sentiments.

Imatge
Quizá no haga falta hablar para saber que sentimos, que sentimos algo y no más bien nada. Pero lo que sentimos, qué sentimos, eso sólo queda determinado por la palabra y, en ese sentido, sentimos (alegría o amargura, desprecio o celos) porque hablamos. El sentimiento en cuanto tal —como un continuum indeterminado— puede quizá ser llamado “privado” o “incomunicable”; lo que el lenguaje hace al determinar ese sentimiento es discernir, evaluar, discriminar y, en suma, medir el sentimiento, encontrarle una medida que lo torna público o comunicable, que nos permite —antes que nada a nosotros mismos— enterarnos de lo que sentimos. Sabemos que sentimos antes de decirlo, pero sólo sabemos qué sentimos cuando lo hemos dicho (aunque sea sin emisión de voz), y es imposible sentir sin sentir algo específico (alegría o cólera, celos o tristeza). Todas las observaciones acerca de la finura de juicio de las personas remiten a esta capacidad de discernir matices en el bloque indiferenciado del sentim…