Entrades

Endogrup i exogrup.

Imatge
Un gran número de estudios ha demostrado que la gente codifica y registra la raza de los individuos que se encuentra, y que lo hace de una manera automática e inevitable. De hecho hay tres dimensiones “primarias” o “primitivas” que la gente codifica cuando encuentra nuevos individuos: el sexo, la edad y la raza (de una nueva vecina recordamos que es una mujer blanca joven, y tal vez no recordamos más de ella). Unido a ello tenemos que la categorización o división del mundo en Ellos/Nosotros es un universal antropológico: en todas las culturas hay un favoritismo por el endogrupo y una indiferencia u hostilidad hacia el exogrupo. Esta conducta es tremendamente fácil de evidenciar y para ello basta con dividir a la gente por colores, o cualquier otra diferencia banal. Si la raza puede servir para separar a las personas en estos dos grupos está sembrado el terreno para la existencia de un discriminación por la raza.

Pablo Malo, ¿Podemos superar las diferencias de raza?, La nueva Ilustració…

Què significa aprendre?

Imatge
Aprender significa básicamente adquirir nuevas representaciones neuronales de conocimiento y establecer relaciones funcionales entre ellas y las ya existentes en el cerebro. Es así porque cuando aprendemos se forman nuevas conexiones (sinapsis), o se fortalecen las ya existentes, entre las neuronas que albergan el conocimiento. La representación neuronal de, por ejemplo, el cambio climático, puede quedar ligada por aprendizaje a la del deshielo polar o a la contaminación atmosférica y la que representa a un cuerpo flotando en un líquido a la del principio de Arquímedes.

En 1894 Santiago Ramón y Cajal intuyó el mecanismo fisiológico que hace posible las conexiones o ligamientos entre las neuronas y ahora la moderna Psicobiología nos desvela los detalles. Las neuronas se conectan entre ellas emitiendo minúsculos brotes, llamados espinas dendríticas, capaces de alcanzar a otras neuronas y establecer con ellas nuevas conexiones (sinapsis funcionales). Para que eso ocurra, el trabajo de apr…

L'Europa premoderna i les fake news.

Imatge
Si entendemos porfake newsuna desinformación maliciosa (siendo, en cambio, eltroll, de quien ya nos hemos ocupado en este blog, alguien que sabotea la deliberación con fines lúdicos) y tomamos en consideración que más de la mitad de los ciudadanos se informa ya a través de las redes sociales y, sobre todo, que más de la mitad de quienes así se informanno recuerdadónde leyó lo que cree que leyó, se diría que hay motivos para la preocupación.
En 1588 circuló por toda Europa la noticia de que la Armada Española había infligido una severa derrota a la flota británica, en lugar de haber sucumbido a una fatídica tormenta: una noticia falsa de primer rango. Si este rumor se propagó a causa del miedo, de un entusiasmo infundado o del simple deseo, no importa; todos ellos son factores emocionales que pueden impulsar la circulación de falsas noticias. La cuestión es que, como relata Andrew Pettegree en su excelenteThe Invention of News, nuestros ancestros medievales ya se encontraban con graves …

La identitat (vídeo).

Imatge

170 anys del Manifest Comunista.

Imatge
ElManifiesto Comunistasupone el final de lainsurreccióncomo mecanismo político principal por parte de la clase obrera artesanal, y la lenta sustitución por la acción política moderna tal y como la conocemos hoy: el partido político. Las condiciones sociales y políticas que habían dado lugar a las ideologías influidas por el romanticismo habían llegado a su límite en la década de los cuarenta del siglo XIX. Se habían sentado las bases para lo que después se conocería como socialismo “científico” y la posterior reacción liberal, que atemorizado, se une con su antiguo enemigo, las corrientes conservadoras y el pensamiento reaccionario.
Eddy Sánchez, El 'Manifiesto Comunista'. El fantasma que regresa a Europa, Público 21/0272018 http://blogs.publico.es/la-soledad-del-corredor-de-fondo/2018/02/21/el-manifiesto-comunista-el-fantasma-que-regresa-a-europa/

El canvi de creences.

Imatge
La modificación de nuestras creencias no se realiza por una simple argumentación racional, especialmente si las mismas están cargadas de estereotipos y prejuicios. No es de extrañar por qué muchas veces resulta estéril intentar convencer al xenófobo de que no hay evidencia a favor de su perspectiva, ni contrarrestar con información científica el planteamiento populista de un líder político irresponsable. Nuestras creencias, prejuicios y estereotipos tienen una base emocional muy importante que no puede ser abandonada repentinamente a riesgo de dejar al individuo arrojado a un estado de ansiedad, desolación e incertidumbre. Y del mismo modo en que las cosmovisiones del mundo se construyen de manera paulatina, es de un modo gradual como pueden ser modificadas. Leonardo Díaz, Cambio de creencias, acento.com 22/02/2018 https://acento.com.do/2018/opinion/8539563-cambio-de-creencias/

Veritat, creences i fake news.

Imatge
Cuanto más firmes son nuestras creencias, mejor nos defendemos de las noticias que no encajan con ellas y con más fervor abrazamos aquellas que, en cambio, las refuerzan. Más que de exposición selectiva, tendríamos que hablar de asimilación selectiva. Ya que no vemos para creer (o descreer), sino que creemos para ver. Y si aplicamos este patrón de conducta a lasfake news, podemos comprobar cómo el consumidor de las mismas suele ser consumidor también de noticias ordinarias y, debido a su intenso tribalismo, no se impresiona fácilmente por ellas: más que desinformarle, confirman lo que ya creía. Por eso dice Cas Mudde que no hay que preocuparse demasiado por ellas.
Tiene su sentido. Desde este punto de vista, lasfake newssólo serían una variante de la desinformación voluntaria, aunque a menudo inconsciente, que está asociada a la recepción de noticias en las comunidades humanas. Por supuesto, introducen una falsedad allí donde un titular sesgado sólo retuerce la realidad para acomodarla…