Màquines desitjants.


Gilles Deleuze
Lo que hace (Deleuze en) El Anti-Edipo, por volver de nuevo sobre él, es construir una filosofía política que sea capaz de explicar lo que Mayo del 68 vino a sacar a la luz. Comienza con el problema que había planteado Wilhelm Reich: las masas no fueron engañadas, las masas desearon el fascismo, y eso es justamente lo que hay que explicar. Cómo fue que, como decía Spinoza, hubiera tanta gente luchando por su sometimiento como si estuviera luchando por su salvación. Y la respuesta está en el deseo. Hay una energía libidinal que no tiene un objeto preciso, una corriente despersonalizada e insaciable que habita bajo nuestros intereses conscientes. Y esa fuerza es la que sostiene la sociedad de consumo. No importa tanto tener algo como estar en esa vorágine del consumir. Hay una energía libidinal que nos empuja a engancharnos a fenómenos, como el del fascismo o las finanzas, al margen de que finalmente puedan volverse en contra de nosotros mismos.

José Luis Pardo, El cuerpo sin órganos. Presentación de Gilles Deleuze, Pre.textos, Valencia 2011
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/10/actualidad/1328870693_506445.html

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"