temps (diccionari Reyes Mate)





... el modelo de tiempo que hoy domina (el del progreso) no es algo natural ni el único. No es natural porque el tiempo es una creación del hombre; es su forma de entender y realizar su destino en el mundo. Tampoco es el único. El tiempo del progreso es una deriva del tiempo gnóstico del que sabemos cuándo se impuso y por qué. Sustituyó al tiempo apocalíptico que es la que ha marcado la cultura judeocristiana cuando se pensó que había fracasado porque la anunciada parusía no tenía lugar.

El inconveniente del futuro es que no está ahí para poder hablar de él. Para que haya futuro, dice Benjamin, tiene que haber algo nuevo. No hay futuro si lo porvenir es más de lo mismo. Y eso significa tomarse muy en serio el concepto de interrupción. Interrumpir la lógica de los tiempos que corren, significa cuestionar el prestigio del progreso. Y estamos lejos de ello. Los políticos siguen vendiendo progreso y la gente, comprándolo. Lo grave de esta situación es que los intelectuales cultivan ese mismo huerto. Lo que yo modestamente he intentado con este libro es decir que otro mundo es posible si entendemos que otro tiempo es posible. El tiempo de internet, que es el nuestro, es suicida porque busca la instantaneidad y eso mata. La aceleración mata en las carreteras pero también mata la experiencia. El hombre necesita tiempo y espacio. La negación del tiempo, que es lo que nos venden, no nos hace inmortales sino que nos destruye. No envidio a quien ose imaginarse cómo será el mundo en cincuenta años porque lo que diga será más de lo mismo. Prefiero pensar que ese futuro es inimaginable porque será nuevo.

Paula Itfish, entrevista a Reyes Mate: "El capitalismo es mucho más que un sistema económico: es una concepción religiosa del mundo", ocultalit.com 15/03/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.