La intel·ligència del senyor Spock.

El tipo de inteligencia que tiene el señor Spock cuando claramente está planeando, eligiendo un plan a partir de una serie de posibilidades alternativas y ciñéndose a ese plan, es algo que requiere de inteligencia emocional.

Se puede consultar a este respecto el caso de Elliott, un paciente con daños cerebrales que estudió el neurólogo Antonio Damasio (una persona normal exitosa en los negocios, que, al extirparle un tumor, perdió tras la operación la facultad de sufrir o gozar; después, como persona sin sentimientos, no empezó a razonar mejor, sino al revés. 

Le fue peor, no podía valorar lo que hacía y acabó mal porque perdió la capacidad de tomar decisiones, aunque su cociente intelectual y su memoria no se hubiesen visto afectados).

Alguien me dijo una vez, ignoro si es cierto o no, que el señor Spock se suponía que había perdido sus emociones después de nacer. En ese caso, las habría desarrollado correctamente. Pero si no las hubiera tenido como adulto, se encontraría en el mismo caso que Elliott, y su inteligencia se habría destruido de la misma manera que lo hizo la de Elliott.


Alvaro Corazón Rural, entrevista con Margaret Boden: "El mayor obstáculo para el desarrollo de la IA e que no sabemos qué hace un cerebro humano", yorokobu 16/0472018

https://www.yorokobu.es/margaret-a-boden/

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.