Marx: què significa ser humà?




Las “alienaciones” detalladas en las reflexiones de Marx eran de los trabajadores respecto a los productos, de los trabajadores respecto a los procesos, de los trabajadores respecto a los demás trabajadores y de los trabajadores respecto a su “ser genérico”. Las tres primeras son fáciles de imaginar (a pesar de no haber tenido, como les ocurre a muchos de sus lectores, experiencia en esas condiciones tan agotadoras), mientras que el último concepto era enigmáticamente filosófico y apuntaba hacia un desajuste sistemático con “la condición humana” –por citar el título de otro libro muy leído y claramente germánico, publicado por Hannah Arendt en 1958–. Cualquier crítica sentimental, sin mucha organización y en general rudimentaria de la modernidad industrial, podía ahora adoptar a Marx, desde la teología de la liberación católica hasta los activistas campesinos de América Latina.

... ¿qué significa ser humano? ¿Y qué significa autorrealizarse como tal, como “género”? ¿Qué hace a los humanos diferentes de otros animales exactamente? ¿Y cómo debería organizarse la sociedad para cumplir con su “esencia”?

Los fragmentos de Marx proporcionaron algunas respuestas, aunque incompletas, desprovistas de referencias y notas (que los académicos de filosofía aportaron con talento a lo largo de los años). Escribió que los humanos cultivan sus ideas creativamente y por lo tanto hacen historia, a diferencia de los animales, cuya naturaleza es repetitiva e instintiva y muy limitada en el plano de la “especie”. Creía que los humanos pueden producir sus vidas sociales a la manera de cualquier especie, y pueden además rehacerse a sí mismos –incluso en el plano físico y sensorial, moral y cultural–. Si la producción industrial moderna pudiera deshacerse de la insensibilización diaria (o de cosas peores) que provoca esta crisis de alienación en cuatro fases, al final los humanos podrían prosperar en un entorno social totalmente transformado. Estas relaciones no capitalistas de producción, distribución, consumo e intercambio sin duda podrían permitir a los individuos alcanzar satisfacción en una comunidad merecedora del potencial de la especie.

Terrell Carver, Marx para nuestra era, Letras Libres 01/04/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"