L'economia del contenidor.




Lo que estamos viviendo es un buen ejemplo de lo que significa la economía del contenedor. Es la vida organizada a través de Amazon, Google, Facebook, la propietaria de Whatsapp, Uber o Netflix, entre otras, mediadores que ofrecen formas de conexión entre quienes ofrecen algo y quienes lo demandan y que, gracias a ello, obtienen grandes beneficios. Las cadenas de hipermercados, otro gran contenedor, funcionaban así desde hace tiempo, con formas de organización altamente estructuradas entre quienes producían los bienes y quienes los adquirían. Estas necesitan de espacios físicos y de mano de obra para servir, reponer y cobrar, firmas como Amazon precisan personal de almacén y repartidores, Uber de conductores, y otras, como Google y Facebook o Netflix, son todavía más delgadas. El resultado, como se afirmaba en el tuit, es mucha gente con salarios escasos, empleos autonomizados y altamente inestables, que sostiene nuestra cuarentena. Una forma de contratación que, además, se ha extendido también a servicios prestados por la administración en el ámbito de la sanidad o de la educación, por ejemplo.

Esteban Hernández, El gran dilema de la economía que viene: el coronavirus como ensayo general, El Confidencial 22/03/2020

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

Freud: la geneologia de la moral.