El centre del món és cada ésser viu (Umwelt)




Volvamos al principio, al punto ciego de la neurociencia, al hecho de tratar a los sujetos como objetos. Aquí podemos servirnos de la idea de UMWELT, que en alemán significa “mundo”. Pero no cualquier mundo, o mundo en general, sino el mundo tal y como lo experimenta cada organismo. Sería algo así como un ambiente significativo para el sujeto, en contraposición con otra palabra alemana, UMGEBUNG, que significaría los “alrededores físicos”. Veamos un ejemplo sencillo: Un árbol es un árbol, pero un árbol para una hormiga tiene muy poco que ver con lo que es un árbol para un carpintero. Cada uno tiene su UMWELT. Su espiral de conocimiento, que diría Skolimowski. 

Hay tantos mundos como organismos vivos; cada uno tiene un punto de vista particular. El centro del mundo es cada ser vivo (esta idea gustaría a Varela); esa es la geometría extremadamente complicada en la que vivimos. Todos los animales comparten el mundo pero hay tantos como seres vivos y no puede hablarse de que tengan un mundo en común. Cuando estudiamos el comportamiento de un ratón de laboratorio en una caja de un metro cuadrado durante 5 minutos, nuestra voluntad de ser objetivos nos hace caer en el antropomorfismo (o en el colonialismo cognitivo, negamos su mundo para imponer el nuestro). Hay un choque de mundos en nuestros laboratorios. Y con esto llegamos a punto esencial: Hay un punto ciego de la neurociencia, que es precisamente el de la percepción. Hay aquí cierta ironía: lo que la ciencia parece no percibir es precisamente la percepción misma. Borges lo sintetizó en una frase magistral: “La retina y la superficie cutánea invocadas para explicar la visión y el tacto son a su vez superficies táctiles y visuales”. Nos encontramos ante un razonamiento circular, como el de Bergson ante las explicaciones psicofísicas: “La psicofísica está abocada a un círculo vicioso. Pues el postulado sobre el que descansa la obliga a una verificación experimental y esa verificación no puede realizarse si no se admite el postulado. No hay punto de contacto entre lo inextenso y lo extenso, entre cualidad y cantidad.”

Juan Arnau y Álex Gómez-MarínLa mente en el laboratorio, Claves de Razón Práctica 269, Marzo-Abril 2020

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

Freud: la geneologia de la moral.