Nietzsche i l'etern retorn del mateix.






Nietzsche nos dejó uno de los imperativos morales más hermosos de la historia de la filosofía:

“No anhelar distantes venturas ni bendiciones, sino vivir de modo que queramos volver a vivir, y así por toda la eternidad”
Es precioso. Tienes que amar tanto la vida, amar tanto cada segundo que pasa de tu existencia, que desearías repetirlo infinitas veces. Hay que tener en cuenta lo terrible que tiene que ser repetir algo infinitas veces, debe ser el auténtico infierno. Pues tienes que quererte tanto que no te importe eso, es más, tu amor será tan grande que lo desearás, desearás la eterna repetición de tu vida. Eso es vitalismo y todo lo demás son comedias. ¿A alguien se le ocurre un mandato más poderoso, una celebración más alta de la vida?

Pero, ¿y si llegara el ocaso y te dieras cuenta de que no has vivido? ¿Y si el último día de tu vida te dieras cuenta de que no deseas su eterna repetición? Pues eso le pasa a Josef Breuer

Santiago Sánchez-Migallón Jiménez, ¿Has vivido la vida o la vida te ha vivido a ti?, La máquina de von Neumann? 22/06/2009

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.