Valors, contradicció i vida humana.



La noción de valor está en el centro de la filosofía. Toda reflexión que versa sobre la noción de valor, sobre una jerarquía de valores, es filosófica; todo esfuerzo de pensamiento que atañe a un objeto distinto que el valor es, si se lo examina de cerca, extraño a la filosofía.

La noción de valor está siempre presente al espíritu de todos los hombres; todo hombre orienta siempre sus pensamiento y sus acciones hacia algún bien, y no puede hacerlo de otro modo.

El valor es exclusivamente objeto de reflexión; no puede ser objeto de experiencia. 

La ley de la vida humana es: primero filosofar, luego vivir; pues la elección entre la vida y la muerte, en una situación determinada, implica en sí misma una comparación de valores. Es verdad que los hombres casi nunca aplican su reflexión a los valores que orientan sus esfuerzo; pero es porque creen que tienen motivos suficientes para adoptar esos valores.

Un criterio sobre los valores es para todo hombre suprema necesidad; pero es también lo que ningún hombre puede nunca alcanzar. Pues todo conocimiento humano es hipotético; las demostraciones proceden de teoremas anteriormente demostrados o axiomas, y los hechos constatados gracias a los órganos de los sentidos solo son admitidos como hechos en la medida en que se encadenan con otros hechos; pero el valor no puede ser materia de hipótesis. Un valor es algo que se admite incondicionalmente. Pues a cada momento nuestra vida se orienta de hecho según algún sistema de valores; un sistema de valores, en el momento en que orienta una vida, no es aceptado bajo condición, sino que pura y simplemente aceptado. Al ser el conocimiento condicional, los valores no son susceptibles de ser conocidos.

Pero no se puede renunciar a conocerlos, pues eso sería renunciar a creer en ellos, lo cual es imposible, puesto que la vida humana no puede no estar orientada. Así, en el centro de la vida humana hay una contradicción.

Simone Weil, Algunas reflexiones sobre la noción de valor, Apeiron. Estudios de filosofía, nº 5, octubre 2016


Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.