El mercat autoregulat, una determinada forma de veure el món.



Polanyi en La gran transformación (escrita entre 1940 y 1943) explicaba los orígenes políticos y económicos del derrumbe de la civilización del siglo XIX, y la gran transformación que provocó en sus cuatro instituciones (el equilibrio entre las potencias, el patrón-oro, el Estado Liberal, y su matriz común, el mercado autorregulador). Analizaba las causas económicas, sociológicas y antropológicas de conflictos que incluían dos guerras mundiales, la caída del patrón-oro internacional y el surgimiento de nuevos proyectos políticos totalitarios. "Todo lo dicho nos conduce a formular la tesis que trataremos de probar: los orígenes del cataclismo que conoció su cenit en la Segunda Guerra Mundial, residen en el proyecto utópico del liberalismo consistente en crear un sistema de mercado autorregulador" (pág. 65). La economía de mercado, el librecambio y el patrón-oro, como trinidad dogmática del liberalismo económico, habían nacido en Inglaterra: "Es en Inglaterra, el país natal de la revolución industrial, en dónde hay que estudiar los factores de larga duración que han causado el derrumbe de esta civilización" (pàg. 66).

Por otra parte, Polanyi, con su profunda investigación antropológica, demostró que si bien en otras sociedades habían existido mercados, éstos nunca habían estado separados de la organización socia, sino integrados en la sociedad. (...)

Polanyi demostró que ni en el sistema tribal, ni en la feudalidad, ni en el mercantilismo existió un sistema económico separado de la sociedad. Ni la Historia ni la Etnografía habían tenido conocimiento de ninguna otra sociedad que estuviese dirigida y regulada por los mercados. Todas las sociedades están sometidas a factores económicos, pero únicamente la civilización del siglo XIX fue "económica" en un sentido diferente y específico, ya que optó por fundarse sobre un móvil, el de la ganancia, cuya validez era raramente conocidas en la historia de las sociedades humanas. El sistema de mercado autorregulador deriva exclusivamente de este principio. Pero el problema es que vemos lo anterior con la óptica de la economía de mercado cuando la verdad es que esta nueva manera de ver el mundo se impuso en el siglo XIX, al producirse una separación económica, la de la economía política, que desde entonces, a través del mercado autorregulador como mecanismo institucionalizado, media, "ideológicamente", nuestra visión de la realidad. Así acabamos viendo el mercado como algo natural y de toda la vida. El etnocentrismo occidental ha impuesto a otras sociedades esta misma visión.

Lois Valda, ¿Por qué de nuevo es necesario (re)leer a Karl Polanyi)?, Claves de Razón Práctica, nº 251, marzo/Abril 2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.