La subjectivació política segons Rancière (Alicia García Ruiz).




Para percibir cómo funciona la igualdad hay que comprender primero qué es lo que quiere decir Rancière cuando habla de subjetivación política (...). Los sujetos políticos que se hacen cargo del litigio sobre quiénes forman y no forman parte del todo político no son concebidos aquí como sujetos esenciales, dotados de tales o cuales atributos, retratos antropológico, por así decir. Son precisamente la gente que no tiene títulos de participación en la comunidad (su riqueza, su excelencia y cualesquiera cualidades sobre las que se naturaliza el hecho de la desigualdad). Se trata de gente que no cuenta, pero que, en lugar de conformarse con ello, enuncia precisamente esta situación, la hace visible. Una subjetivación política es una desidentificación respecto al lugar en el mundo  respecto al lugar en el mundo en el que estaban asignados los cuerpos, es el proceso que desbarata tales tipificaciones. Esta subjetivación no es política de antemano, se hace política en el momento en el que actúa como un dispositivo de enunciación del daño que produce semejante reparto, denunciando esa exclusión. Esta operación no aspira a una mera inclusión de cada individuo excluido, es decir, a reparaciones individuales, sino a simbolizar este hecho para poder modificar el trazado del reparto al completo. A lo que aspira es a universalizar ese caso como caso que fuerza a un replanteamiento de todo. (...) Frente a la lógica de las "clases" sociales se opondrían entonces unas operaciones de des-clasificación. Frente a los artificios de la desigualdad se presentarían los "artificios de la igualdad".

Alicia García Ruiz, Impedir que el mundo se deshaga, Los libros de la catarata, Madrid 2016

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Superpensament.