Versemblança i desinformació.


La desinformación solo necesita ser verosímil y, sobre todo, es útil siempre que haga más estable, coherente y resistente a la contradicción a una cosmovisión política o identitaria. Y se basa, por tanto, no en la necesidad de ser más o menos veraz o falsa sino en su utilidad, en el caso político es más evidente aún, para el grupo que la difunde. Por ejemplo, la desinformación independentista en Cataluña ha mostrado ser eficaz a la hora de ser aceptada, repetida y extendida organizada exclusivamente alrededor de su utilidad nacional. Así los hechos factuales, las imágenes y los significados han sido reducidos a dispositivos identitarios y aceptados o descartados en función de su utilidad nacional.
Con la desinformación a gran escala ayudada de la tecnología también se da un fenómeno sin precedentes: no es necesario el uso de la coerción de la mentira sino que se apela a la libertad de los ciudadanos para elegir la desinformación de manera voluntaria. La desinformación es la herencia evolutiva de la propaganda totalitaria a las democracias liberales, en nuestro mundo post-Internet, para coaccionar el comportamiento de grandes grupos sociales en un mundo cada vez más incomprensible.
Miguel del Fresno, Desinformación, utilidad política y libre elección, El País 06/06/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.