Evolució i intel·ligència.



La evolución es un proceso que es fácil apreciar a gran escala, cuando prestamos atención a las distintas especies que han ido apareciendo, transformándose o desapareciendo a lo largo de la historia biológica de nuestro planeta. Sin embargo, son los pequeños cambios, a veces a nivel de una molécula, los que dan lugar a nuevas estructuras, nuevas funciones o incluso nuevas formas de vida. 
Fijándose en los pequeños detalles, un grupo de investigadores ha descubierto, entre toda la maraña de nuestro ADN, un gen que es único en humanos y que está implicado en el aumento del tamaño del cerebro durante la evolución de nuestra especie. Se cree que un ancestro del género Homo (que incluye tanto al hombre moderno como a los neandertales) adquirió una copia activa de este gen hace entre tres y cuatro millones de años.
Se trata de una variante de la familia de genes NOTCH, bautizada como NOTCH2NL, que actúa en etapas tempranas del desarrollo embrionario manteniendo la función de las células madre de la corteza cerebral. Los resultados se han publicado este jueves en dos trabajos conjuntos de la revista Cell, dirigidos por el bioinformático David Haussler, de la Universidad de California Santa Cruz (EEUU) y el neurocientífico Pierre Vanderhaeghen, de la Universidad Libre de Bruselas VIB (Bélgica). 
Mar de Miguel, El gen que esculpió nuestro cerebro, el mundo.es 31/05/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.