El principi de raó i els fenòmens (Schopenhauer)




… tiempo, espacio y causalidad, que solo convienen al objeto; pero, dado que son esenciales a este en cuanto tal y que el objeto es a su vez esencial al sujeto en cuanto tal, también pueden ser descubiertas desde el sujeto, esto es, conocidas a priori; y en esa medida se las puede considerar como los límites comunes a ambos. Pero todas ellas se pueden reducir a una expresión común, el principio de razón…



… el principio de razón no es, como pretende toda la filosofía escolástica, una veritas aeterna, es decir, no posee una validez incondicional antes, fuera y por encima de todo mundo, sino únicamente relativa y condicionada, válida solo en el fenómeno, bien se presente como nexo necesario del espacio o el tiempo, bien como ley de causalidad o bien como ley de la razón del conocimiento; que, por lo tanto, la esencia interna del mundo, la cosa en sí, no puede descubrirse nunca al hilo de ese principio sino que todo a lo que él conduce es a su vez dependiente y relativo, nada más que fenómeno y no cosa en sí; que, además, tal principio no afecta al sujeto sino que es una simple forma de los objetos, los cuales, precisamente por eso, no son cosas en sí; y que con el objeto existe ya inmediatamente el sujeto y con este aquel; así que ni el objeto se puede añadir al sujeto ni este a aquel como una consecuencia a su razón.


Arthur Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación I. § 7

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.