diumenge, 3 d’abril de 2016

La paradoxa de l'elecció.

El Roto

Hablemos de minimalismo en la conducta. El psicólogo y profesor Barry Schwartz publicó en el año 2004 un libro titulado The Paradox of Choice (la paradoja de la elección), donde demostró que no siempre más opciones suponen más bienestar. Es verdad que, si partimos de una situación pobre, un aumento de alternativas incrementa la felicidad, pero, a partir de cierto umbral, no solo no añade nada, sino que incluso resta y produce efectos nocivos. Para demostrarlo, Barry Schwartz realizó varios experimentos. Uno de ellos consistió en ofrecer en un supermercado una degustación de cierta marca de mermelada. Se realizaron dos mediciones: con muchos sabores a degustar y con pocos. En ambos casos se registró cuántas personas se acercaban a probar y cuántos realmente compraban.

Los resultados fueron reveladores. Si había más sabores, el número de personas que decidía degustar era mayor, pero muy pocos acababan comprando. ¿Por qué? Porque, ante tantas posibilidades, no eran capaces de decidirse. En cambio, cuando el número de opciones era menor, si bien menos gente se acercaba a probar, casi todos ellos acababan comprando. La conclusión fue que si la marca ofrecía pocos sabores, aumentarían sus ventas. Menos era más. Esta estrategia es la que utilizan los restaurantes griegos de Nueva York. La carta es deliberadamente extensa. Indecisos, los clientes la dejan a un lado y optan por preguntar al maître: “¿Qué nos recomienda?”. Y este, automáticamente, señala los platos donde ganan más dinero.

Otro experimento de Schwartz: un profesor dio la oportunidad a sus alumnos de subir nota. En una clase, ofreció realizar un trabajo voluntario dando a escoger entre 15 temas posibles; en la otra, solo entre 5. En este caso, un número mayor de alumnos hizo el trabajo voluntario. ¿Por qué? De nuevo, porque decantarse por un tema era más sencillo.

Fernando Trías de Bes, Menos es más, El País semanal 03/04/2016