dissabte, 16 d’abril de 2016

La meva experiència amb la veritat 1 (José Chamizo de la Rubia).

José Chamizo de la Rubia
Libertad y verdad forman una unidad de vida y acción entre las cuales no siempre es fácil mantener un equilibrio. No hay libertad sin verdad aunque en muchas ocasiones este binomio se rompa no tanto por cobardía como por miedo, terror a hacer daño. La verdad ciertamente tiene muchos rostros, la libertad probablemente tenga uno, único, aunque adaptable a las diversas circunstancias. Siempre me dejé llevar por un principio evangélico: "la verdad os hará libres". Pero en este largo camino de la existencia he tenido que modular verdades, silenciarlas temporalmente, disfrazarlas en otras ocasiones por mi obsesión de no hacer sufrir. (...)

Algunas conclusiones sobre la verdad:
  1. No solo desde un punto de vista ético o maral, también práctico, siempre es preferible decir la verdad.
  2. Cosa diferente es cómo y cuándo decirla. Es tan delicada que puede ser cruel o tierna. Necesitamos, por tanto, una pedagogía de la verdad.
  3. Decir la verdad haciendo daño o sin medir las consecuencias es un ejercicio de irresponsabilidad y en ocasiones de prepotencia.
  4. La política si quiere ser asumida por el pueblo que vota, o busca nuevos caminos o está condenada al desdén popular continuado. Actuar con honestidad constituye uno de los elementos que pueden hacerla creíble.
  5. Decir la verdad especialmente a quienes tienen el poder tiene un precio, he podido comprobarlo. Pero siempre será menosr que sentirte un traidor que ha perdido la dignidad por un cargo.
  6. Verdad y humildad son necesarias, imprescindibles en este momento de la historia. Sin ellas no tenemos futuro.
José Chamizo de la Rubia, La verdad y sus complicaciones, Diálogo Filosófico nº 94 Enero/Abril 2016 

José Chamizo de la Rubia
Ex-Defensor del Pueblo Andaluz