Einstein, aforismes.

by Sciammarella




La vida no le pone las cosas fáciles a nadie. Pero es una suerte cuando somos capaces de salir en alguna medida de nuestros incómodos límites y concentrarnos en temas objetivos que están más allá de las miserias de la vida.
A Adriaan Fokker, 30 de julio de 1919. CPAE, vol. 9, doc. 78. 

Entre las cosas más importantes de la vida se encuentra tener una idea clara de las correlaciones. Esto sólo se puede negar con una actitud muy deprimente y nihilista.
A Hedwig Born, 31 de agosto de 1919. CPAE, vol. 9, doc. 97. Si no se tiene que pagar ningún precio, tampoco tiene valor. Aforismo, 27 de junio de 1927. Einstein Archives 35-582.

 La vida al servicio de una idea puede ser buena si esa idea revitaliza y libera al individuo de las cadenas del yo sin lanzarlo hacia otra servidumbre parecida. La ciencia y el arte pueden actuar de esta manera, pero también pueden conducir a la esclavización o a un empacho y sobrerrefinamiento enfermizos. Pero no discutiré la idea de que estos esfuerzos conducen a una incapacidad para enfrentarse con la vida. Al fin y al cabo, incluso el agua puede ser un veneno si te ahogas en ella.
A su hijo Eduard, 23 de diciembre de 1927. Traducido en Neffe, Einstein, p. 194. Einstein Archives 75-748. 


Si A es el éxito en la vida, entonces A = x + y + z. El trabajo es la x, el juego la y, y z es mantener la boca cerrada.
Dicho a Samuel J. Woolf en Berlín, verano de 1929. Publicado en el New York Times, 18 de agosto de 1929. Einstein habló con frecuencia de mantener la boca cerrada. Véase, por ejemplo, sus comentarios sobre escuchar música en la sección «Sobre la música». 

A veces se paga más por las cosas que se obtienen por nada.
De una entrevista con G. S. Viereck, «What Life Means to Einstein», Saturday Evening Post, 26 de octubre de 1929; reproducido en Viereck, Glimpses of the Great, p. 434.

La vida es un gran tapiz. El individuo sólo es una hebra insignificante en un diseño inmenso y milagroso.
Ibíd, p. 444. 

Nuestra situación aquí en la Tierra es extraña. Cada uno de nosotros llega para una corta visita, sin saber por qué, aunque de vez en cuando parece adivinar un propósito. […] Sabemos una cosa: el hombre está aquí en beneficio de los demás hombres.
Palabras iniciales de «What I Believe», Forum and Century 84 (1930), pp. 193-194. Véase Rowe y Schulmann, Einstein on Politics, pp. 226-230, para el ensayo completo e información complementaria. Versiones diferentes del mismo texto han aparecido en diversas publicaciones,  a veces bajo el título «My Credo».

Sólo una vida vivida para los demás es una vida que ha valido la pena.
En respuesta a una pregunta de los editores de Youth, un periódico de Young Israel de Williamsburg, Nueva York. Citado en el New York Times, 20 de junio de 1932. Einstein Archives 29-041.

La vida del individuo sólo tiene significado en la medida en que contribuye a que la vida de todos los seres vivos sea más noble y más bella. La vida es sagrada, es decir, es el valor supremo al que están subordinados todos los demás valores.
De «Is There a Jewish Point of View?», 3 de agosto de 1932. Publicado en Mein Weltbild (1934), pp. 89-90; reproducido en Ideas and Opinions, pp. 185-187. 

Todo recuerdo está tintado por lo que somos en la actualidad, y por eso resulta un punto de vista engañoso. Escrito en 1946 para «Autobiographical Notes», p. 3. 

La vida es corta y la roca que empujamos con toda nuestra fuerza sólo se mueve de su sitio a intervalos muy largos.
A Hans Muehsam, 22 de enero de 1947. Einstein Archives 38-361.

La existencia personal tiene sentido mediante la convicción del valor objetivo de la lucha y la acción personales. Pero si esta convicción no se atenúa mediante el humor, uno se vuelve insufrible.
A Johanna Fantova, 9 de octubre de 1948. Uno de los tres aforismos que le envió. Einstein Archives 87-034. 

Una vida orientada principalmente hacia el logro de los deseos personales, tarde o temprano, siempre conducirá a una amarga decepción.
A T. Lee, 16 de enero de 1954. Einstein Archives 60-235.

Si quieres vivir una vida feliz, únela a un objetivo, no a las personas o a los objetos.
Citado por Ernst Straus en French, Einstein: A Centenary Volume,  p. 32.

Cuando una señora mayor le dijo en un autobús: “Oiga, su cara me resulta familiar”, Einstein respondió: “Sí señora, soy modelo para fotógrafos”.

 “Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto”.

“Para castigarme por mi falta de respeto a la autoridad, el destino me ha convertido en una”.

“Estoy bastante bien, para haber sobrevivido al nazismo y a dos esposas”.

En una ocasión le presentaron a un bebé de un año y medio, el bebé se echó a llorar, y dijo Einstein: “Es la primera persona en muchos años que me dice lo que piensa de mí”.

La explicación de la relatividad más elegante y concisa —más einsteniana, por lo tanto— no fue obra de Einstein, sino del gran físico John Wheeler: “La materia le dice al espacio cómo curvarse, el espacio le dice a la materia cómo moverse”.

Cuando su hijo Eduard le preguntó por qué era tan famoso, y él respondió: “Cuando un escarabajo ciego se arrastra sobre una hoja curvada, no se da cuenta de que su camino está curvado; yo he tenido la suerte de darme cuenta de lo que se le pasó al escarabajo”.

“Si no fuera físico sería músico”, aseguró.

“Experimento el mayor grado de placer ante las obras de arte; me llenan de sentimientos de felicidad de una intensidad que no puedo obtener de otras fuentes”.

 “La imaginación es más importante que el conocimiento”.


 Albert Einstein: el libro definitivo de citas (Plataforma Editorial)
Javier Sampedro, El Einstein más humano, El País, 15/11/2014

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.