dimarts, 7 de juny de 2016

Percepció digital (Byung-Chul Han).

El Roto
Los cazadores digitales de la información estarán en camino con las Google Glass. Estas gafas de datos sustituyen la lanza, el arco y la flecha del cazador paleolítico. Las Google Glass unen el ojo humano directamente con internet. El que las lleva mira, en cierto modo, a todas partes. Estas gafas introducen la época de la información total. Las Google Glass no son ningún instrumento, ningún «útil», ningún «a la mano» en el sentido de Heidegger, pues no se coge con la mano. El handy sería todavía un instrumento. Las Google Glass se acercan tanto a nuestro cuerpo que se perciben como una parte suya. Consuman la sociedad de la información, por cuanto hacen coincidir completamente el ser con la información. Lo que no es ninguna información, no es. Gracias a las gafas de datos, la percepción humana alcanza una eficiencia total. Se hace presa no solo con cada clic, sino también con cada mirada. Ver el mundo coincide con captar el mundo. Las Google Glass totalizan la óptica de los cazadores, que ofusca todo lo que no es una presa, es decir, lo que no permite ninguna información. Pero, en el fondo, la dicha más profunda de la percepción, de ver, consiste en la carencia de eficiencia. Brota de la mirada larga, que se demora en las cosas sin explotarlas. (Del labrador al cazador, 30)

Byung-Chul Han, En el enjambre, Herder, Barna 2014