dijous, 30 de juny de 2016

Ja no hi ha filòsofs.


No, ya no hay filósofos, porque los filósofos nunca contribuyeron a resolver un solo problema, y al contrario crearon muchos, nunca respondieron una sola pregunta sino que se complacían en hacer las preguntas que los demás no nos hacíamos ni falta que nos hacía, porque no tienen respuesta, y utilizaban su independencia solamente para soliviantar las conciencias y minar las certezas. Nunca impidieron una injusticia, ni salvaron a un inocente, ni remediaron las carencias de los pobres, ni construyeron puentes, caminos, canales ni puertos. Solamente, atribuyéndose fatuamente una representatividad que nadie les había otorgado, aseguraban estar ahí únicamente para impedir que las injusticias, los atropellos y las carencias pudieran justificarse en nombre de la razón. Ahora la razón es nuestra y estamos mucho más tranquilos.

José Luis Pardo, pardonomics, facebook 25/06/2016