L´economia, cosa de tècnics.


La politización excesiva de la economía en España conduce a otro resultado indeseable que estamos viviendo constantemente. Me refiero a la imposibilidad práctica de llegar a consensos políticos en materia económica. Si se atendiera más a criterios técnicos, las dificultades serían menores. Pero cuando se confunde un planteamiento económico con un principio ideológico inmutable ligado a un credo político, las cosas resultan mucho más complicadas.

Algún día se tendrá que estudiar a fondo porque, contrariamente a lo que cabría esperar y a lo que era deseable, el paso de la dictadura a la democracia no se ha traducido en una mayor despolitización y una mayor tecnificación de la vida pública española. Por esto, después de cincuenta años, la economía sigue secuestrada por la política. Un síntoma claro de ello es el hecho de que en las reuniones importantes de economistas sigamos necesitando que el político de turno las realce con su presencia y su discurso. Después de hablar, el político se va y raramente escucha al economista, lo cual es todo un síntoma de la sumisión de la economía a la política en la que seguimos instalados.

Joaquim Muns, Igual que hace cincuenta años, Dinero, La Vanguardia, 06/06/2010
http://elcomentario.tv/reggio/igual-que-hace-cincuenta-anos-de-joaquim-muns-en-dinero-de-la-vanguardia/06/06/2010/

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"