Diccionari Start-up i professions del futur.

Doble mapa que muestra la densidad de 'start-ups' en España según la región (arriba) y la presencia de aceleradoras, incubadoras y 'coworking' (abajo). Los datos han sido proporcionados por Startupxplore data. / CARTO DB / OPEN STREET MAP / STARTUP EXPLORE DATA

Start-up: proyecto empresarial tecnológico orientado a un modelo de negocio de gran crecimiento que compite por un mercado de alrededor de los 1.000 millones de euros y que debería alcanzar una facturación en torno a 100.

Aceleradora: programa en el que un grupo de startups arrancan a la vez sus proyectos con el objetivo de conseguir crecer a gran velocidad. Tiene una duración preestablecida e igual para todas las empresas, que arrancan y terminan el programa simultáneamente. Durante este proceso, las compañías maduran a la vez, compartiendo contactos e información. No se paga ni por el alquiler ni por la formación que se ofrece; se cede parte de las acciones a las aceleradoras.

Coworking: espacio de alquiler compartido entre varias empresas.

Equity gap: el rango de financiación más difícil de conseguir para un emprendedor (para las start-ups oscila entre los millones y las decenas de millones de euros).

Hub: región con un gran número de start-ups que van haciendo fuerza común para atraer inversión.

Incubadora: similar al coworking, pero de un cariz más marcadamente tecnológico. Las empresas se encuentran cada una en grados de maduración dispar, conviviendo aquellas que arrancan su negocio con las que llevan años a sus espaldas.

Series A-B-C-D: Las sucesivas rondas de financiación de una start-up.

                                     **************


Experto en usabilidad: cambiar tal o cual botón de una página web, los colores, los pasos que llevan a hacer una gestión. Esa es la misión de este profesional que puede influir radicalmente en el tráfico de usuarios que visitan la página.

Front end: el desarrollador de la parte de la web con la que interactúa el usuario, la interfaz.

Back end: especialista en el lenguaje de programación en el que se basa la web (ahora están de moda Python y Ruby On Rails). Se encarga de trabajar entre bambalinas con las bases de datos, el motor informático que alimenta el portal. Product manager: trabaja de la mano con la parte de programación y de diseño. Debe tener tanto la visión completa de la interacción del producto con el usuario como todas las modificaciones que debe asumir el proyecto para su constante mejora. Es esencial que sepa
comunicarse bien con los programadores a un nivel técnico.

Maestro growth hacking: una de las claves del éxito de empresas como Uber o Airbnb. Este techie debe lograr con pocos recursos una rápida relevancia en la web, derivando tráfico de otros portales a la web de la start-up. Fernando Becerra, consejero delegado de Startup Academy, advierte de que esta profesión se sitúa en una “zona gris” legal y que hay que “tener cuidado”, aunque reconoce su enorme importancia estratégica, ya que su fin es “posicionar a una empresa naciente que cuenta con presupuestos limitados”. Señala también que, en cualquier caso, dichos profesionales han de atenerse a la normativa.

Data scientist: analiza los datos en una compañía, muy ligado al análisis de enormes volúmenes de información (big data). Fundamental para levantar gran capital de fondos de inversión.

El País semanal, 08/04/2015

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.