La naturalesa de la dada inicial filosòfica.

by Eduardo Chillida

El carácter del dato a partir del cual comienza la filosofía no puede ser arbitrario ni azaroso, pero tampoco puede ser una idea innata o un concepto a priori, previo a toda experiencia. Debe proceder de una fuente de conocimiento que es la única a través de la cual puede ese data presentarse. Esa fuente es la experiencia. La filosofía ha de partir de un dato empírico si no quiere incurrir en lo que constituye el peor vicio de la filosofía: la abstracción vacía e inane.

Ese dato de experiencia debe venir impuesto. Debe despejar, por su sola presencia, todo asomo de duda o perplejidad respecto a su pertinencia. Debe ser un dato que posea carácter de obviedad. La filosofía da estatuto de dignidad a lo más obvio al elevarlo a un horizonte de reflexión.

El dato en cuestión ha de darse o aparecer sin que quepa discrepancia respecto a su naturaleza inevitable. Una estricta necesidad conduce a ese dato del comienzo.

Éste debe proponerse como algo positivo sobre el que la eventual negación pueda sin dificultad suspenderse (pàg. 33).


Eugenio Trías, La razón fronteriza, Círculo de lectores, Barna 1999

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.