Teoria de jocs i elecció racional.

Resultado de imagen de dilema del prisionero
Teoría de Juegos y teoría de la Elección Racional

La teoría de Juegos es un desarrollo particular de la teoría de la Elección Racional (TER).

La TER es la metodología con la que los economistas tratan de dar explicaciones científicas a los hechos sociales.

La TER parte de tres supuestos: que los individuos tienen creencias, cosas que dan por ciertas con más o menos probabilidad; que tiene preferencias, esto es, que hay cosas que quieren hacer o lograr; y que las acciones de los individuos están guiadas por el interés de conseguir el máximo de sus deseos.

La acción de los individuos humanos no se desarrolla en islas desiertas. Para lograr sus propósitos los individuos entran en competencia o cooperación unos con otros. La TER contempla dos supuestos: cuando se sabe lo que van a hacer los demás y cuando no. En el segundo caso se dice que el medio social es estratégico. En este segundo caso particular es cuando la TER pasa a ser teoría de Juegos, de juegos de estrategia.

Juegos tipo

La teoría plantea unos cuantos juegos tipo: el dilema del prisionero, halcón y paloma, el gallina, la guerra de sexos, ...

Con cada uno de estos juegos se trata de destacar algún aspecto importante del comportamiento de los individuos cuando toman sus decisiones para actuar. Por ejemplo en el dilema del prisionero se trata de demostrar que si no hay comunicación entre individuos sobre lo que van a hacer pueden salir perdiendo todos. En el juego de la guerra de sexos se trata de demostrar que el egoista puede salir ganando, etc.


El fondo del asunto

Lo importante es que la teoría dice que el homo economicus no es una idealización, que es un sujeto empírico, que las personas actúan de esa manera.

Eso es lo que se quiere demostrar con los ejemplos.

Las teorías sociales que parten del individualismo metodológico, que explican todo a partir del comportamiento de los individuos, siempre chocan con la dificultad de explicar las instituciones sociales, especialmente les resulta dificil justificar el surgimiento del orden social. La teoría de juegos trata de hacer eso demostrando que existen puntos de equilibrio (Nash) que explicarían que algunas negociaciones pueden llegar a un punto en el que todos estén de acuerdo, si se dan ciertas circunstancias, a pesar de no renunciar a actuar por interés.

Lo que no admite la teoría, y es es la hipótesis fuerte, es que se actúe por razones distintas a la maximización del interés. Ni el formallismo matématico, ni los gráficos, por elegantes que sean, nos deben hacer olvidar cual es el fondo de la teoría, una teoría básicamente económica nacida de un teoría económica, la utilidad marginal, que da soporte matemático a la TER, y por lo tanto a la teoría de Juegos.

Leo Monfor, Por qué la teoría de juegos es tan importante para los economistas, Ciencia, tecnología, poder y cambio climático, 18/04(2015

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.