diumenge, 20 de març de 2016

Es pot quantificar objectivament el bé i el mal?

El Roto
Uno de los problemas que plantea el cálculo utilitarista sería el de cuantificar objetivamente el bien y el mal. ¿Cuánto sufrimiento vale un robo por ejemplo en relación con otros sufrimientos? ¿La mitad que perder un dedo? ¿Cien picaduras de insectos? ¿Y puede una muerte realmente compararse con cierta cantidad de pequeños sufrimientos? ¿Cómo podemos comparar los placeres y sufrimientos de una persona con los de otra?

Pongamos por caso que quinientos ñideres del Ku Klux Klan se mueren de ganas de celebrar su aniversario al estilo tradicional. De ser posible les gustaría linchar a alguien pero viven en un estado en el que existe la pena de muerte, y saben que tendráin que enfrentarse a ella si cometieran un crimen tan atroz. En vez de eso aceptan limitarse a embrear y emplumar a un negro. Una vez que en el tribunal, afirman que el placer que sintieron haciéndolo fue indescriptible. Se lo pasaron tan bien que están convencidos de que valió la pena, aunque tengan que pagar por ello. Según el cálculo hedonista de Bentham, tienen sus razones. Una vez considerados todos los factores, el placer de los quinientos implicados ha de pesar más que el sufrimiento de su víctima. No hay duda de que en términos utilitaristas el crimen salía a cuenta. Sin embargo son pocos los que estaráin de acuerdo en admitir este tipo de transacciones. 


Nicholas Fearn, Zenón y la tortuga, Grijalbo, Barna 2003