dimarts, 31 de maig de 2016

Per què són necessàries les idees? (aforismes).



Publicidad antigua de bolígrafos.
Hay ideas que dan un volantazo a la historia, que la dividen en dos partes, que la aceleran. László József Bíró (Budabest 1899-Buenos Aires 2085) fue periodista e inventor. Un problema le traía de cabeza para el ejercicio de su profesión: el instrumento de escritura. El lápiz corre pesadamente sobre el papel y requiere un sacapuntas como accesorio, la pluma estilográfica se desliza con agilidad pero mancha la ropa, se le acaba la carga y se atasca en los momentos más inoportunos. Un día, mirando a unos niños jugar a las canicas, se fijó en cómo una de ellas atravesaba un charco dejando luego un rastro nítido de humedad en el suelo seco. Así nació un invento del que llegarían a fabricarse más unidades que estrellas hay en nuestra galaxia: el birome, o sea la esferógráfica, o sea el bolígrafo. La publicidad de la época presumía: el útil está siempre cargado y dispuesto, escribe con tinta indeleble, seca en el acto, permite hacer copias con papel carbón y es única para la aviación. La idea sirvió al mundo para todo eso y a Bíró y a su familia para emigrar a Argentina y librarse del holocausto.

1. Una idea es una sospecha de conocimiento.

2. Toda idea ausente se anuncia con una paradoja presente.

3. Entre un problema, que puede tener muchas soluciones y una solución, que lo puede ser de muchos problemas, van y vienen las ideas.

4. Hay ideas para pensar el mundo (como las del lenguaje y la matemática), ideas para comprender el mundo (como las de la ciencia y el arte), ideas para cambiar el mundo (como las de la técnica y la tecnología) e ideas para convivir en el mundo (como las de la ética y la moral).

5. Solo las ideas (que no los métodos ni los lenguajes ni los contenidos) pueden cruzar una frontera sin la obligación de declarar de dónde vienen, a dónde van ni cuál es el motivo del viaje.

6. Buscar ideas no es un lujo (para cuando todo lo esencial está ya garantizado), ni una urgencia (para cuando algo fundamental ya se ha arruinado).

7. ¡P de Palencia!, la gran idea de la que descienden todos los alfabetos.

8. El germen del concierto para piano y orquesta asoma por primera vez en el quinto concierto de Brandenburgo de Johan Sebastian Bach.

9. Curiosamente, negar una negación en matemáticas es afirmar, mientras que hacerlo en lenguaje coloquial es negar el doble (no hay nada significa que en rigor hay algo).

10. Si, como avisa el Eclesiastés, no hubiera nunca nada nuevo bajo el sol, no existiría ni el sol.

11. Tan importante es tener una idea, como caer en la cuenta de su trascendencia, como convencer de todo ello a los demás… y rara es la mente que consigue el triplete.

12. Una unanimidad es síntoma de idea trivial o de colectivo acrítico.

13. Una mente que decide seguir pensando sin mover las ideas se parece un pájaro que decide seguir volando sin mover las alas.

14. Hay tres maneras de acceder a una idea nueva: por intuición del mundo, por comprensión del mundo o por concepción global del mundo.

15. Una idea por intuición del mundo procede de una o varias ideas antiguas.

16. Una idea por comprensión del mundo procede de observar lo común entre lo diverso.

17. Una idea por concepción global del mundo procede de un sentimiento estético.

18. Hay ideas que caen porque ya están maduras (como la teoría especial de la relatividad en 1905) e ideas que se adelantan un siglo (como la teoría general de la relatividad en 1915).

19. La selección natural de Darwin es la idea de la ciencia que más a trascendido fuera de ella… y cabe en una frase

20. El principio de equivalencia de la relatividad general es sin duda la idea más potente de la historia del conocimiento humano… y cabe en una frase.

Jorge Wagensberg, Las ideas en aforismos, Babelia. El País 30/05/2016