Homo sapiens, síntesi del gènere Homo.

Nuestra conciencia operativa, aún no socializada, ha irrumpido con toda su fuerza obligándonos a formular otras preguntas y a plantearnos otras actuaciones que trasformen los criterios actuales, ya fuera de cualquier razón, dado el salto tecnológico y su socialización sistemática.

El sistema social acelerado es la prueba palpable de la necesidad de analizar y prospectar la especie para anticiparnos a nuestro propio proceso de humanización. Debemos reaccionar rápido y de manera crítica a lo que está ocurriendo y buscar paralelismos en nuestro proceso evolutivo, nunca tan dinámico como el actual, por su complejidad.

¿Qué problema puede existir con la vulgarización de la cultura y en su socialización e integración en el funcionamiento social? Y ¿qué importancia se desprende del uso cultural para el conocimiento del pasado bajo la perspectiva de construcción del futuro? Los descubrimientos y los experimentos nos quieren llevar hacia la puesta en marcha social y solidaria del método científico como una actividad social compartida y no como una actuación aislada de algunos miembros de la especie. Es desde esta perspectiva que,  en la medida que la ciencia y el conocimiento se generalizan, debemos actuar de manera que éste sea aprendido, vivido y disfrutado para un progreso consciente.

En la interpretación del pasado encontramos claves básicas que han conformado nuestro futuro. Sabemos que la pérdida de diversidad biológica al final del Pleistoceno hace unos 25.000 años no ha sido buena para la construcción de una conciencia homínida, que hubiera tenido que ser la suma dialéctica de todas las especies que existían sincrónicamente, al final del Pleistoceno superior.


Integración evolutiva
No sabemos el tipo de integración evolutiva que se produjo entre Homo sapiens y otras especies con las que estuvo en contacto, tales como Homo floresiensis, Homo denisova, Homo neanderthalensis y Homo erectus; es algo desconocido. Lo que sí sabemos es que muchas experiencias que pudieron haberse aprovechado de estos contactos no han llegado hasta nosotros seguramente por la falta de un aparato de codificación como la escritura que hubiera preservado su conocimiento y su forma de pensar. Es una lástima.
Hemos repetido algunas veces en nuestros libros que Homo sapiens es una síntesis del género Homo. Probablemente sea así. Sin embargo, desgraciadamente parece incompleta.

Eudald Carbonell, Deseando conocer el pasado (9), Sapiens, 13/07/2013

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

The End.