dijous, 15 de setembre de 2016

La Fada Democràtica (Raffaele Simone).

Resultat d'imatges de la fada
En general la democracia se percibe como un hada protectora, provista de una amplia capa capaz de cubrir cualquier aspecto y fase de la vida y bajo la que cualquiera, provenga de la parte que provenga, puede encontrar refugio en el momento en que lo necesite. El hada tiene todas las dotes imaginables: es buena, comprensiva, generosa, tolerante, acogedora, afectuosa y no escatima en gastos. Esta percepción ha producido un general reajuste de las ingenuas máximas que guían los comportamientos colectivos: en lugar de la milenaria regla "arréglatelas socio" hay ahora otra que dice: "Alguien tendrá que sacarte de aquí", dando por descontado que la que lo haga será precisamente ella, el Hada Democrática, en una de sus mil apariencias (como Estado, como gobierno, etcétera). (57-58)


Raffaele Simone, El Hada Democrática. Cómo la democracia fracasa, Taurus, Barna 2016