divendres, 2 de setembre de 2016

Democràcia fràgil (Raffaele Simone).

Resultat d'imatges de democracia frágil

Què és la democracia?

La democracia es un método y régimen político caracterizado porque se apoya en un conjunto de ficciones constitutivas que sin embargo deben tomerse como "verdaderas". Solamente con esta condición pueden funcionar las instituciones y pueden preservar los ciudadanos la mentalidad democrática. (47)

Democràcia, utopia i fragilitat.
... como todas las concepciones basadas en ficciones, la democracia contiene un factor intrínseco de fragilidad. Basta pensar en su indeleble elemento de desafío, que en sus orígenes tuvo una veta utópica. El ideal democrático, enefecto, apunta a lo imposible, es decir a tratar a todos los seres humanos como iguales, a reconocer a todos la libertad de decidir por sí mismos, e incluso la capacidad de gobernanr. Esta ambición, por lo demás noble y valiente, es desmesuradamente vasta y temeraria, porque choca con el hecho de que os seres humanos tienen un horizonte que no va mucho más allá del propio interés personal. El extrtaordinario avance que la hipótesis democrática ha significado para la historia le confiere ciertamente una aureola de necesidad, que sin embargo, no basta para liberarla de su fragilidad. (47)

El pensament polític natural contra la democràcia.
... además de a la vastedad sin límites de sus propósitos, la fragilidad de la democracia es debida a la naturaleza de su punto de partida. ¿De qué se trata? Se trata del rechazo de los principios nodales de lo que he llamado "el pensamiento político natural", es decir el pensamiento con el que el niño empieza a crearse concepciones, juicios y representaciones a propósito de sus re laciones con los otros. En esa dimensión de su pensamiento se conservan por herencia una variedad de representaciones y concepsiones primitivas que la especie lleva consigo dsde los orígenes de su vida asociada.

La supervivencia de lo primitivo en lo moderno está documentada en varios ámbitos por diversas ciencias humanas. Hace ya un siglo, Freud nos recordó que el pensamiento primitivo sobrevive en varias dimensiones del comportamiento humano, incluida la "política" (en sentido amplio): "Los destinos de la horda primitiva han dejado huellas indestructibles en la historia sucesiva del género humano" (Psicología de las masas y anàlisis del yo). Canetti, por su parte, mostró que el comportamiento de los seres humanos en multitud repite sustancialmente el de las masas primitivas. Ahora, son precisamente esas fases primeras las que dictan al niño su "pensamiento político natural", del que se sive hasta que su familia, la escuela y el ambiente social intervienen (cuando intervienen) para corregirlo y remodelarlo. (47)



Raffaele Simone, El Hada Democrática. Cómo la democracia fracasa, Taurus, Barna 2016