L'objectiu de la filosofia (Pierre Hadot).


Siempre me gustó mucho la fórmula de un filósofo chino que dice que somos como moscas de vinagre encerradas en una tina: hay que salir de este encierro para respirar en el gran espacio del mundo. Nuestra conducta no viene dictada de una manera automática por una especie de universalismo abstracto, sino que, en cada caso, lo que importa es que nos libremos de nuestros anteojos, si se puede decir así, que restringen nuestra visión sólo a nuestro propio interés. Se trata de ponerse en el lugar de los demás y de resituar nuestra acción a la vez en el punto de vista de la humanidad, no de la humanidad en abstracto, sino de los otros hombres, y también en el punto de vista del mundo, no tanto para decir lo que podemos aportar al cosmos, cuanto para volver a situar los acontecimientos en esta amplia perspectiva. Es un tema muy tradicional y capital que se puede resumir así: la tierra misma no es más que un punto, somos algo microscópico en la inmensidad. (205)


De Sócrates a Foucault. Una larga tradición.

Pierre Hadot, La filosofía como forma de vida. Conversaciones con Jeannie Carlier y Arnold I. Davidson, Alpha Decay, Barna 2009

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.