Definició d'exercici espiritual (Pierre Hadot).

Designo con este término las prácticas, que podían ser de orden físico, como el régimen alimentario, o discursivo, como el diálogo y la meditación, o intuitivo, como la contemplación, pero que estaban todas destinadas a operar una modificación y una transformación en el sujeto que las practicaba. El discurso del maestro de filosofía podía, además, tomar él mismo la forma de un ejercicio espiritual, en la medida en que ese discurso era presentado de un modo tal que el discípulo, como auditor, lector o interlocutor, podía progresar espiritualmente y se transformaba en lo interior. (15-16)

Prólogo

Pierre Hadot, ¿Qué es la filosofía antigua?, Fondo de Cultura Económica, México 1998

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.