La realitat de l'ètica.




En un pasaje de La vida del espíritu, Arendt hace referencia a esos «objetos de pensamiento cotidianos como la justicia, la libertad, el valor, que están […] totalmente alejados de la experiencia sensible». La primera pregunta que inmediatamente me viene a la cabeza es: ¿De verdad están estos objetos radicalmente deslindados de la experiencia sensible? Tengo muchas dudas al respecto, pero por ahora le doy la razón a Arendt y acepto que éstos se mueven libremente en un mundo intangible ajeno al siempre corruptible mundo sensible, aunque, en el fondo, ahí en el pozo oscuro de mis dudas, hay una voz que clama todavía muda: ¡Imposible, tales objetos están profundamente vinculados a la experiencia sensible!

Onofre Castells, Objetos alejados de la experiencia sensible, ocastells 17/01/2019

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.