Estat del Benestar i classe treballadora.


... el “bienestar” también tenía un sentido económico: no solamente remitía a la “capacidad de consumo” del conjunto de los ciudadanos, y especialmente a la llamada “clase trabajadora”, que hasta ese momento había formado la base del aparato productivo pero estaba excluida de la “sociedad de consumo”, sino también a un cierto marco de estabilidad monetaria internacionalmente sustentado (cuyo pilar pueden considerarse los acuerdos de Bretton Woods de 1944) que permitía, además de un crecimiento económico sostenido, que los ciudadanos pudiesen planificar a un plazo razonablemente largo la inversión de sus ingresos, su capacidad de ahorro y, por tanto, sus oportunidades de prosperar socialmente. Ya hacia el final de la década de 1960, el desequilibrio presupuestario de los EE.UU. asociado a los gastos militares de la campaña de Viet-Nam produjo la ruptura de estos acuerdos y el inicio de un largo período de inestabilidad monetaria, vinculado a la variación de los precios del petróleo, período en el cual todavía permanecemos (y que, según parece, las crecientes necesidades energéticas de vastas zonas del planeta industrialmente emergentes como China o India no harán más que agudizar), que fue el primer argumento económico utilizado para mostrar la inviabilidad de la continuidad de las políticas asistenciales características de la sociedad del “bienestar”. Esta inestabilidad cambiaria ha llegado ya a todos los hogares y ha modificado y afectado sustantivamente a esa capacidad de planificación a largo plazo que definía la economía familiar en las fases anteriores.

José Luis Pardo, Estudios del Malestar, facebook 30/05/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.