Memòria olfactiva.




Los olores enriquecen nuestra percepción del mundo. Pero, a pesar de su ubicuidad, conocemos menos la memoria olfativa que la visual y la auditiva.

Andrew Johnson/Andrew Moss, La magdalena de Proust, o por qué somos capaces de recordar los olores de la infancia, El País 23/04/2017
http://elpais.com/elpais/2017/04/12/ciencia/1492013791_451324.html

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.