Bons, malgrat tot.





Cientos de miles de personas pueden estar locos, carecer de la más mínima empatía o cometer actos atroces contra otros congéneres pero si pensamos que viven casi 8.000 millones de personas en el mundo, hablamos de un porcentaje casi irrelevante, con lo que no podemos concluir que la maldad caracterice a nuestra especie.

Pablo Herreros, ¿Somos los humanos primates terroristas?, Yo, mono 08/04/2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.