Ulleres verdes.

Resultat d'imatges de gafas con cristales de color verde

Si todas las personas tuvieran en lugar de los ojos lentes verdes, juzgarían que los objetos que ven son todos verdes y nunca podrían decidir si sus ojos les muestran las cosas como son, o si hay algo pegado a ellas que no les pertenece, sino a los ojos. Lo mismo sucede con el entendimiento. No podemos decidir si lo que consideramos verdadero es verdaderamente verdad, o si nos parece eso a nosotros.

Heinrich von Kleist, Sämtliche Briefe, Sttutgart, 1999, p. 213; carta del 22-03-1801 a Wilhelmine von Zenge.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.