Twitter i el principi de homofília.



Twitter se comporta en base a una red de libre escala, siguiendo una distribución según el principio de Pareto, también llamado regla del 80/20 (el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas). Además, los algoritmos de todas las redes pelean por el bien escaso (la atención y el tiempo de los usuarios) en relación con el bien abundante (la información y los contenidos). En esta tensión, las plataformas desarrollan algoritmos para privilegiar el principio de homofilia que nos hace juntarnos con aquellos que se parecen a nosotros. La reverberación de opiniones y las comunidades como burbujas ofrecen un entorno de seguridad y reducen la complejidad al sesgo confortable. Añadamos la robotización de buena parte de las conversaciones, los haters (los odiadores digitales) y la rentable industria de la desinformación y tendremos un entorno vulnerable al reduccionismo.

Antoni Gutiérrez-Rubí, Un tuit no es un voto, elperiodico.com 07/05/2019

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

The End.