Què és l'apofènia?



La apofenia es un fenómeno que consiste en percibir la existencia de patrones o conexiones, -que también pueden consistir en pareidolias, como caras o figuras-, allí donde no las hay[1]. De ese modo se otorga sentido o significado a algo que carece de él.

Todas las personas tenemos, en mayor o menor medida, una cierta tendencia a buscar (y encontrar) patrones y relaciones causa-efecto en una gran variedad de situaciones. Es una capacidad que seguramente ha tenido valor adaptativo, pues ha permitido atribuir orden y lógica a buen número de eventos naturales propios del medio en que vivían nuestros antepasados. Y por lo mismo, ha permitido prever acontecimientos que, por su naturaleza, han podido resultar claves para sobrevivir o progresar.

Pero la apofenia es otra cosa, porque se produce cuando se extrema esa tendencia a detectar patrones, de manera que se percibe lo que no existe, ya se trate de relaciones causales, ya de figuras u otro tipo de percepciones. El caso más genuino de apofenia es el que consiste en la percepción de figuras o palabras en una pantalla de televisión en la que solo hay rayas que se mueven, aparecen y desaparecen al azar. Hay personas que ven algo concreto, definido y otras no lo ven. La tendencia a atribuir a ciertas sucesiones de eventos la categoría de conspiraciones sería también una variedad de apofenia. En este caso sería una apofenia relativa a una serie de relaciones causa-efecto en un contexto conspirativo de carácter eminentemente político.

Según el neuropsiquiatra Meter Brugger, la apofenia es consecuencia de una actividad excesivamente alta del sistema dopaminérgico, sistema formado por los circuitos o conexiones neuronales en los que la dopamina es el neurotransmisor que conecta a unas neuronas con otras. Brugger ha observado que una alta actividad relacionada con la dopamina provoca la percepción de patrones y significados en una medida superior a la normal. Y cuando la actividad dopaminérgica es normal o baja no ocurre tal cosa. Y también se sabe que la tendencia a detectar fenómenos o imágenes inexistentes se ve fuertemente acentuada por efecto de determinadas patologías, como la esquizofrenia o del consumo de fármacos, como las anfetaminas.

Según el catedrático de fisiología Francisco Mora, la apofenia puede explicar fenómenos considerados paranormales, así como fenómenos perceptivos de contenido religioso, como las apariciones de santos, de vírgenes o del mismo Dios. Según este autor, nada de todo ello debiera ser considerado extraordinario; lo que sí es extraordinario es que las visiones o pensamientos que surgen en la mente como consecuencia de un estado patológico (de un sistema de neurotransmisores cerebrales como la dopamina en este caso) sean interpretados como sobrenaturales.

Juan Ignacio Pérez Iglesias, Apofenia: sobre dopamina, conspiraciones y visiones sobrenaturales, La naturaleza humana 04/09/2011



[1] La palabra pareidolia es un hipónimo de apofenia; es un tipo de apofenia que consiste en la percepción de imágenes definidas como caras, figuras humanas, etc., aunque también se utiliza para sonidos.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Superpensament.