Bellesa contra economia (ByungChul Han).



by Caravaggio


La belleza de las flores se debe a un lujo que está libre de toda economía. Es la expresión de un juego libre, sin coerción ni finalidad. Así es como se opone al trabajo y al negocio. Donde lo que impera son las coerciones y las necesidades, no hay márgenes para el juego, que es constitutivo de lo bello. Lo bello es un fenómeno del lujo. Lo necesario, que solo está vuelto a la menesterosidad, no es bello. 

Toda forma de coerción o necesidad le arrebata a la acción su belleza. Son bellas aquellas cosas y actividades que no están dominadas por la necesidad ni por la utilidad. Las formas de vida del hombre libre son todas ellas un lujo en la medida en que representan una luxación o una dislocación respecto de lo necesario y de lo útil, es decir, en la medida en que divergen de ello. La economía o la administración que se necesitan para mantener una comunidad no son acciones genuinamente políticas.

Política de lo bello

Byung-Chul Han, La salvación de lo bello, Herder, Barna 2015

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.