El tren que viene o se va (ilusión óptica).

Será mejor que me vuelva a casa en metro. El problema es que no sé si el tren viene o se va. Como la imagen es en dos dimensiones, al cerebro le cuesta saber si el tren entra o sale del túnel. Es fácil ver la imagen con los dos sentidos de la marcha de forma muy seguida.

http://verne.elpais.com/verne/2016/01/27/articulo/1453897011_477533.html

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Superpensament.