Teletreball i descorporització.





El teletrabajo exacerba la tendencia a la desmaterialización y descorporización del capitalismo avanzado. Los cuerpos reales siempre resultan problemáticos, siempre son un riesgo, especialmente si están en las calles y claman por algo desconocido por nosotros: democracia pura y simple. De ahí la necesidad de aislarlos y ponerlos a trabajar sin límites horarios, sin diferenciar lo laboral de lo personal. Es algo que demuestra el carácter religioso del capitalismo, que ahora exige que le dediquemos toda nuestra existencia. Y la pandemia ha maximizado esa tendencia de forma intensa y muy rápida.

Ignasi Franch, El virus como filosofía ..., el diario.es 13/06/2020

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"