dissabte, 27 de febrer de 2016

Política, transparència i paradigma digital.



Liquid Feedback: sin duda ésa es la fórmula mágica (Líquid Feedback es un software utilizado por el Partido Pirata alemán para acelerar la toma de decisiones y lograr que ésta sea más transparente). Parece que la democracia representativa comporta un insoportable tapón temporal. Pero ese punto de vista genera problemas masivos: en efecto, existen cosas que no se someten a la inmediatez. Cosas que deben madurar. Y la política debería ser precisamente una experimentación con un final abierto. Mientras uno experimenta, no puede conocer todavía el resultado. En la medida en que hay que materializar una visión, tenemos una verdadera necesidad de un tapón temporal. La política que trata de desarrollar el Partido Pirata es en consecuencia, y necesariamente, una política desprovista de visión. Y eso también se aplica en el ámbito de la empresa. Siempre hay una evaluación en curso que obliga a presentar un resultado óptimo cada día. Los proyectos a largo plazo ya no son posibles. El entorno digital también implica que cambiemos constantemente nuestro puntos de vista, Desde entonces, el hombre político deja de existir. El hombre político es alguien que se obstina en defender un punto de vista.

Cuando uno quiere dirigir, es necesario tener en cuenta el futuro. Un líder es alguien que contempla el futuro. Y cuando dirijo un experimento político, tengo que asumir riesgos puesto que los resultados no son inmediatos, porque entro en un espacio imprevisible. Un líder, en el sentido de un "explorador", se somete a lo imprevisible. La transparencia que, en cambio, se asocia a lo digital aspira a la previsibilidad total. Todo debe estar calculado por adelantado. Así el acto ya no existe porque las consecuencias son previsibles. Si ése fuera el caso, se trataría de un cálculo, mejor, de un descuento, de una factura. La acción siempre está relacionada con lo imprevisible, con el futuro. Eso significa que la sociedad de la transparencia es una sociedad sin futuro. (...) Hoy en día, el futuro no es más que el presente optimizado.

Ronald Düker y Wolfran Eilenberger, entrevista a Byung-Chul Han: "El deseo se alimenta de imposibles", La maleta de Port Bou, nº 12, julio-agosto 2015

Entrevista publicada en la edición francesa de Philosophie Magazine nº 88 (marzo de 2015)
Traducción del francés: Begoña Prat Rojo