L'ús polític de la no violència.


Gene Sharp, en su libro De la dictadura a la democracia (1993), parte de la consideración de que un gobierno sólo es legítimo mientras los gobernados consideran que lo es y de la idea de que el poder de quienes gobiernan depende de la obediencia, el consentimiento o la colaboración de los gobernados. De acuerdo con estos planteamientos, el primer objetivo que han de plantearse quienes buscan un cambio de régimen o quieren obligar a un régimen a aceptar sus exigencias es la deslegitimación de este régimen y el consiguiente debilitamiento de su poder. Y, según Sharp, la mejor manera de lograrlo es el recurso a la estrategia de la acción no violenta, un recurso que no defiende en nombre de principios éticos o religiosos sino como una cuestión puramente pragmática.
La estrategia propuesta por Sharp parte de la asunción del supuesto de que, en el mundo actual, las estrategias no violentas son mucho más efectivas que las violentas. El hecho de que estas estrategias logren su más alto grado de eficacia cuando logran que el régimen al que se quiere derrotar sea visto por la población y la comunidad internacional como un régimen autoritario es un hecho que no deberían menospreciar quienes estén interesados en el posible impacto de los textos en la acción, en el reflejo de las lecturas en las prácticas.
Josep María Ruiz Simon, Sobre la no violencia, La Vanguardia 21/05/2019

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.