La lluita pel control de la paraula.

by Perico Pastor

La lucha por el poder en cualquier ámbito es también la lucha por el control de la palabra. Gana el que consigue imponer sus categorías a la opinión pública. Un ejemplo de ello está en la palabra austeridad. Entre la austeridad necesaria y la austeridad proclamada hay una distancia que puede medirse según diversos puntos de vista. Pero esta medición, que es la que permitiría optar por políticas alternativas, está condicionada porque la palabra austeridad ha ganado la batalla de la opinión pública. La ciudadanía la está aceptando día a día como algo irremediable. La austeridad forma parte de las figuras de la virtud. Y de ella surge en cadena una lista de palabras complementarias que la refuerzan: sacrificio, rigor, responsabilidad y un largo etcétera. Los propagandistas de la austeridad parecen haber olvidado el consejo del clásico: en la virtud como en el vicio, nunca el exceso. Y aunque el exceso de austeridad amenaza con condenar a la sociedad al estancamiento, hay diversos -y a veces contradictorios- cálculos sobre los dividendos que puede producir, que justifican la presión ideológica sobre la ciudadanía.

Josep Ramoneda, El día después, Domingo. El País, 16/10/2011
http://www.elpais.com/articulo/opinion/dia/despues/elpepusocdgm/20111016elpdmgpan_4/Tes?print=1

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"