La generalitat negativa (imparcialitat)



La legitimidad electoral se apoya en un reconocimiento popular. Descansa, pues, en un tipo de generalidad concebida de modo agregativo, que esboza una magnitud social. La imparcialidad, por su parte, está referida a una generalidad de otra naturaleza: es una generalidad negativa, constituida por el hecho de que nadie se puede beneficiar con una ventaja o un privilegio. En un mundo dividido, donde el proyecto de una generalidad de identificación positivo-agregativa ha dejado de tener sentido evidente, donde la definición del interés general continúa siendo incierta, siempre sometida a la presión de múltiples grupos, el apego a una forma de generalidad procedimental-negativa se fortalece. Cada vez se presta más atención a que la sociedad esté gobernada por principios y procedimientos basados en el proyecto de la destrucción de las ventajas particulares y de los acaparamientos partidarios. En ese marco, la distancia que se adopte con los intereses particulares es la que garantiza más adecuadamente la prosecución del interés general. (…)

En un mundo más individualizado, concuerda ante todo con la aspiración de cada ciudadano a ser tratado de un modo equitativo, basado en el rechazo a las discriminaciones tanto como a los tratos de favor. (…) La expectativa de imparcialidad y la importancia otorgada a la generalidad negativa derivan, en segundo lugar, de las condiciones de conjunto del funcionamiento social. Al respecto, las sociedades contemporáneas están saturadas de particularidades, cada vez más divididas por razones diversas. (…) El peso de los intereses especiales y de los grupos de presión ha aumentado estructuralmente. Para enmarcarlos y limitar su influencia cada vez más amenazadora, la estrategia más eficaz consiste, de ahora en adelante, en instaurar instancias guardianas de la generalidad negativa, pues ya no se puede pensar, como antes, que este mundo pueda ser simplemente dominado al ser absorbido en una totalidad positiva. (140-142)

Pierre Rosanvallon, La legitimidad democrática, Paidós, Madrid 2010

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"